El Peteroa podría repetir su erupción más importante en dos siglos

La respetada vulcanóloga Patricia Sruoga explica que el volcán ha incrementado la actividad fumarólica desde hace cuatro años, con apertura de nuevas bocas y sismos volcánicos esporádicos. Su reactivación podría ser semejante a la ocurrida en 1991, cuando se registró su última erupción importante.

Este fin de semana densas columnas de cenizas señalaron que el volcán Peteroa estaba despertando. Pobladores de Malargüe, en nuestra provincia, y del distrito chileno El Romeral advirtieron el fenómeno, ya que las oscuras y cargadas nubes podían verse a simple vista afectando una zona de 120 kilómetros a la redonda.

La actividad volcánica, según las observaciones de los especialistas, se ha incrementado en las últimas horas. Los organismos chilenos Oficina Nacional de Emergencia y el Sernageomin, detallaron que el macizo está emitiendo "material piroclástico de color gris, que forma columnas eruptivas poco vigorosas", las que al parecer estarían relacionadas con "explosiones relativamente menores". En base a estos antecedentes, "técnicamente, el volcán se encontraría en una fase eruptiva medianamente explosiva".

Patricia Sruoga, vulcanóloga especialista en el sistema Planchón-Peteroa, explica que “este volcán no constituye un cono simple sino que representa la manifestación más reciente de un sistema complejo cuya historia se remonta a casi un millón y medio de años”.

“Al estudiar la evolución de este sistema se advierte que los conductos de emisión han ido migrando con la construcción de dos edificios parcialmente superpuestos, el Azufre y el Planchón. El Peteroa es un joven volcán anidado en la estructura vieja del Planchón. Aún no ha construido un edificio propio y abarca cinco cráteres dispersos en la cima con forma de anfiteatro”, señala la científica del CONICET.

Según sus propios registros y los de Global Volcanism Network, la especialista detalle que “el volcán Planchón-Peteroa registra 15 erupciones históricas entre 1660 y 1998. Sin embargo, luego de una revisión exhaustiva de las crónicas históricas los especialistas arribaron a la conclusión de que muchos de los episodios eruptivos atribuidos a este volcán, en particular la ocurrida en diciembre de 1762, con efectos ambientales devastadores, corresponden en realidad a la actividad de otros volcanes cercanos. Los episodios mejor documentados corresponden a 1837, 1986-1987, 1991 y 1998”.

Sruoga relata que la última erupción importante del volcán Peteroa tuvo lugar en febrero de 1991. “En 1933, Kittl le colocó una lápida que decía “aquí yace un volcán a punto de apagarse definitivamente”, pero de hecho no fue así. El despertar fue inesperado y produjo una incómoda lluvia de cenizas que alcanzó la ciudad de Malargüe, situada a 110 kilómetros del volcán”, desarrolla.

La vulcanóloga destaca que la ceniza es “tan sucia como inofensiva y por ende entonces no hubo que lamentar más que la justificada alarma en los pobladores y una corta interrupción del tráfico aéreo”.

“Desde 1996 hasta la actualidad se ha venido registrando un incremento progresivo en la actividad fumarólica con apertura de nuevas bocas, sismos volcánicos esporádicos, como en marzo de 2004 y septiembre de 2010 y desmoronamientos en la cima multicratérica. La reactivación actual podría ser semejante a la ocurrida en 1991, a juzgar por el color gris oscuro reportado para  la columna de cenizas”, especula.

La dificultad para llegar a la zona en esta época del año deberá ser compensada con la información brindada por sobrevuelos regulares, relevamientos sísmicos e imágenes satelitales, explica.

En su experta opinión personal, Sruoga aduce que “de acuerdo a la evolución vulcanológica y geoquímica del Peteroa cabe esperar erupciones de baja altura y corta duración con dispersión de lluvia de cenizas hacia el Este, a merced de los vientos predominantes.

“El hecho de que ostente una actividad fumarólica sostenida y enérgica con explosiones esporádicas y ocasional emisión de tefra beneficia al sistema magmático en profundidad de forma similar a una olla a presión. Los gases se liberan, disminuye la presión y el riesgo de una erupción explosiva se reduce”, señala.

Pero para la científica, “de cualquier manera y como ocurre en otros volcanes activos, la gran incógnita consiste en conocer las características de la cámara magmática. En estos casos, un monitoreo sísmico es la herramienta más adecuada para contribuir a predecir el comportamiento futuro del volcán”.

En estos momentos expertos del Sernageomin junto a personal de la Onemi están realizando un sobrevuelo en el sector, en un avión de la Fuerza Aérea chilena para determinar fehacientemente si el volcán presenta actividad eruptiva. Asimismo, durante esta jornada se instalarán equipos en el lugar para monitorear la actividad del macizo, el que no cuenta con vigilancia permanente durante el año.

Patricia Rodón

¿Qué sentís?
1%1%1%1%1%1%1%1%1%1%1%1%1%1%1%1%1%1%1%1%1%1%1%1%1%1%1%1%1%1%1%1%1%1%1%1%1%1%1%1%1%1%1%1%1%1%1%1%1%1%1%1%1%1%1%1%1%1%1%1%1%1%1%1%1%1%1%1%1%1%1%1%1%1%1%1%1%1%1%1%1%1%1%1%1%1%1%1%1%1%1%1%1%1%1%Satisfacción1%Esperanza1%Bronca1%Tristeza1%Incertidumbre1%Indiferencia
Opiniones (2)
5 de Diciembre de 2016|17:41
3
ERROR
5 de Diciembre de 2016|17:41
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. Me parece excelente la nota por la abundancia de información científica que brinda. El detalle nos permite entender la actividad magmática que subyace al volcán y a su vez, tranquilizarnos respecto de su peligrosidad.
    2
  2. controlan y previenen. ¿Los argentinos? Bien gracias , mirando el partido y Tinelli . Tapados por toneladas de lava vamos a quedar!!! Pueblo bruto
    1
En Imágenes
Una vida en imágenes: Fidel Castro, 1926-2016
28 de Noviembre de 2016
Una vida en imágenes: Fidel Castro, 1926-2016