Deportes

Desafío: la Argentina, ante el modelo que desea copiar

España representa el estilo que la selección reconoce en su propia historia y que ahora intenta recuperar en un momento de más incertidumbres que certezas.

No es habitual que el seleccionado reciba a un rival al que le gustaría parecerse y con el cual, hoy por hoy, tiene más diferencias que cosas en común. Acostumbrada a ser referente en lo futbolístico, la Argentina actualmente no está en condiciones de levantar el dedo y mostrar cuál es el camino. Menos, en el amistoso de esta tarde. El seleccionado, en todos sus niveles, desde la AFA hasta el cuerpo técnico y los jugadores, está llamado a un examen de conciencia y a dar una prueba de humildad. 

La Argentina enfrenta hoy a España en un contexto que pocos hubieran imaginado hace algunos años. Nuestro equipo añora un estilo y una filosofía de juego que está en las raíces y la evolución de lo que fue el fútbol en nuestro país; una forma de ser en la cancha que hoy tiene a su intérprete más cabal y calificado en España, que históricamente estuvo vinculada con otros valores, más anímicos que futbolísticos. El giro copernicano se da hasta en los resultados. España, que durante mucho tiempo sobrellevó un complejo de inferioridad cuando comparaba su escuálido palmarés con el de algunos de sus vecinos europeos, ahora se pasea con aire ganador, sensación que mucho extraña la Argentina, cuya sequía de títulos se agranda y pasa factura sobre la confianza para encarar los objetivos. 

El proceso de transformación de España fue profundo: pasó de la furia al toque, de la precipitación a la elaboración, de la vulgaridad al buen gusto. Como todo cambio a fondo, no ocurrió de un día para el otro. Requirió tiempo y convicciones ampliamente compartidas. Con la escuela de Barcelona como modelo y garantía, la mudanza futbolística de España empezó y echó bases con la obtención de la Eurocopa de 2008. Y alcanzó la apoteosis hace menos de dos meses, en la final del Soccer City. Se ganó un reconocimiento unánime. 

La Argentina enfrenta hoy al rival más en forma que puede encontrar, independientemente de las circunstancias que podrían rebajar la categoría del partido: es un amistoso, los jugadores tienen la cabeza más puesta en las exigencias de sus clubes que en sus seleccionados, el clima que precede al encuentro es más amable que competitivo... De todas maneras, para la Argentina la prueba es un orgullo y también un desafío. 

Cuando Batista y muchos jugadores reconocen que el espejo en el que hay que mirarse es España, de alguna manera dan entender todo el trabajo que hay por hacer. Mientras el campeón del mundo tiene un técnico confirmado con un fuerte ascendente sobre sus dirigidos, la Argentina explora la capacidad de conducción de Batista. España conserva al plantel que levantó la Copa del Mundo, al que se acoplan gradualmente algunos valores emergentes; la Argentina se vuelca a una mixtura entre varios de los que estuvieron en Sudáfrica y algunos que tienen otra oportunidad. España sabe a lo que juega y cómo debe hacerlo; la Argentina quiere tomarle prestada la idea, aunque no se sabe si eso es algo momentáneo o responde a un proyecto. 

La Argentina recibe a España con una muestra de admiración hacia su renovada cultura futbolística. Mientras nuestro seleccionado intenta recuperar la memoria dentro de la cancha, España se impresiona con el entorno, con todo el simbolismo histórico que transmiten la Bombonera y el Monumental. 

Lee la nota completa en canchallena.com

Opiniones (0)
9 de Diciembre de 2016|03:08
1
ERROR
9 de Diciembre de 2016|03:08
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    15 fotos de la selección del año de National Geographic
    8 de Diciembre de 2016
    15 fotos de la selección del año de National Geographic