Deportes

Último adiós al ex jugador de Independiente Raúl Bernao

El ex puntero de Independiente y la selección nacional dejó de existir ayer a los 65 años. Sus restos fueron velados en la sede del club en Avellaneda y serán cremados hoy en un cementerio de Burzaco.

El inesperado deceso de Raúl Emilio Bernao, ocurrido este miércoles a los 66 años, a raíz de una afección hepática, provocó consternación en todo el universo futbolero argentino y especialmente entre sus ex compañeros de Independiente.

Consultados por Télam opinaron ex compañeros de Bernao en el exitoso ciclo de Independiente campeón de América en 1964 y 65, como así también adversarios del "poeta de la derecha", como lo bautizó el periodista Osvaldo Ardizzone una noche de enero del 64.

Para Roberto Oscar Ferreiro, referente de Independiente entre 1958 y 67, "Raúl no sólo fue un extraordinario delantero, lleno de habilidad y técnica para gambetear en espacios reducidos, sino que era un compañero solidario que nunca se agrandó con la fama".

El uruguayo Elbio Ricardo Pavoni, compañero de Bernao en la última época -ambos al frente de la Mutual de Independiente-, todavía impactado por la noticia, lo evocó diciendo que cuando llegó "en 1965, era ídolo del club, pero tenía la humildad de los grandes".

Un adversario de ese tiempo, Silvio Marzolini -doce años figura en Boca, con los mundiales de Chile 1962 e Inglaterra 1966-, con hidalguía reconoció que "Raúl se inspiraba casi siempre contra Boca y en Avellaneda".

Los duelos entre Bernao y Marzolini marcaron un hito: el mejor lateral izquierdo enfrentando al mejor puntero derecho. Habilidad y destreza por ambos lados. Bernao, un exquisito de la gambeta y Marzolini un lateral con recursos de volante.

"Bernao era amague, freno, quiebre y velocidad corta. Si no lo tomaba bien antes de recibir y tenía los dos segundos para girar y encararme, ganaba él", admitió Marzolini.

Otro ex xeneize destacado, Norberto Madurga, también seleccionado en 1970, añadió que "Silvio era el mejor en su puesto, pero Bernao lo volvía loco".

Madurga recordó un clásico que ganó Independiente, jugado a la mañana por el Mundial de México 70, que venía televisado por la tarde, al señalar que "esa vez Bernao fue imparable".

Mario Rodríguez, goleador de Independiente en el ciclo copero, valoró la condición humana de Bernao. El popular "Mariulo" comentó que "Raúl disfrutaba tanto con la gambeta y su alma de torero que, por momentos, se olvidaba de sus compañeros".

Juan Carlos Guzmán, otro defensor que llegó a Independiente en enero del 64, cuando Bernao jugó uno de los mejores partidos de su vida contra el Santos de Pelé, la noche que el ’rojo’ inauguró la nueva iluminación en el estadio de la Doble Visera, también lo evocó con afecto.

"Bernao era uno de los mejores en su tiempo junto al brasileño Dorval y el uruguayo Luis Cubilla, pero también fue un caballero, un hombre de bien. Cuidó su imagen y su familia. Padre cariñoso y abuelo tierno, participó de la fundación de la asociación
Futbolistas Solidarios en el 99", concluyó.

Hace cuatro décadas el notable periodista Osvaldo Ardizzone escribió una de sus odas a los potreros de Sarandí donde entre 1941 y 1945, con diferencias de escasas cuadras, en calles de tierra y casas humildes, habían nacido Raúl Bernao, Roberto Perfumo y Angel Clemente Rojas.

Sus restos fueron velados en el gimnasio Bottaro, que Independiente posee en su sede de Avellaneda, y serán cremados este jueves en un cementerio de Burzaco.
¿Qué sentís?
96%Satisfacción4%Esperanza0%Bronca0%Tristeza0%Incertidumbre0%Indiferencia
Opiniones (0)
6 de Diciembre de 2016|13:18
1
ERROR
6 de Diciembre de 2016|13:18
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Una vida en imágenes: Fidel Castro, 1926-2016
    28 de Noviembre de 2016
    Una vida en imágenes: Fidel Castro, 1926-2016