Deportes

La Argentina espera a Brasil, entre nervios y expectativa

Tras los cuatro días de descanso, la selección completó su último entrenamiento fuerte y ahora sólo resta esperar para el clásico, que se disputará mañana desde las 15; "Hay que disfrutar este partido al máximo", dijo Oberto.

Atrás en el tiempo quedó aquella derrota con Serbia por el último partido del Grupo A. Los cuatro días sin partidos se hicieron "eternos" para los dirigidos por Sergio Hernández. Pero el tiempo pasa y pasó. La Argentina completó hoy su último entrenamiento fuerte de cara al encuentro por los octavos de final frente al Brasil de Rubén Magnano y sólo resta esperar. 

"Estamos concentrados y con ganas de jugar. Hay que tratar de disfrutar lo máximo este partido", asegura Fabricio Oberto, quien volverá a jugar luego de sufrir un grado de gastroenteritis que lo marginó de cuatro partidos de la primera rueda. 

Pero la Argentina se juega mucho más que su paso a los cuartos de final. Si gana, seguirá jugando hasta el final del torneo porque se disputan del primero a octavo puesto. 

A menos de 24 horas del partido, es común que los nervios empiecen a aparecer en los jugadores. "Se sienten todos los días, pero mañana los vamos a sentir más. Es normal, sabemos que jugamos un partido que si no ganamos nos volvemos a casa", expresa Oberto. 

Para los jugadores debutantes es más habitual sentirlos. Marcos Mata, quien debió reemplazar al Chapu Nocioni en la lista de 12 jugadores, dice que los nervios se sienten en todas las instancias, pero que estar al lado de grades jugadores ayuda a relajarse. "Ellos te dan mucha tranquilidad porque no demuestran los nervios", explica. Sin embargo, Paolo Quinteros, quien disputa su primer Mundial pese a que debutó en la selección nacional hace siete años, es la excepción a la regla. "Nervios, no. Pero jugar estas instancias a uno lo conmueve, le da un poco de ansiedad y se siente un cosquilleo en el estómago, pero no por perder, sino por la instancia que estamos jugando", manifiesta. 

Por último, y pese a que es siempre el primero en salir, el Yacaré Kammerich, con su lento, pero simpático modo de hablar, asegura: "Si no tenés tensión para este tipo de partidos, tenés que apagar e irte. Es algo lógico, pero muy positivo". Además, su mayor deseo esta noche es poder descansar de la mejor manera. "Trataremos de dormir lo mejor posible. Seguramente la cabecita va a dar vueltas, pero ojalá que podamos dormir placenteramente", desliza. 

Brasil, el favorito. Para las casas de apuestas, los dirigidos por Magnanao son los candidatos a quedarse con el partido. Esto no es un problema para Quinteros que sin pensarlo jugaría todo lo que tiene por el seleccionado nacional. "Yo apuesto todo por la Argentina porque confío en mis compañeros, confío en el equipo y sé que mañana vamos a dar todo para ganar", explica. 

(*) Información provista por www.Canchallena.com

Copyright 2010, SA LA NACION

¿Qué sentís?
0%Satisfacción0%Esperanza0%Bronca0%Tristeza0%Incertidumbre0%Indiferencia
Opiniones (0)
6 de Diciembre de 2016|11:18
1
ERROR
6 de Diciembre de 2016|11:18
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Una vida en imágenes: Fidel Castro, 1926-2016
    28 de Noviembre de 2016
    Una vida en imágenes: Fidel Castro, 1926-2016