Deportes

Magnano: "Son sensaciones extrañas las que sentiré"

Rubén Magnano, el entrenador cordobés que conduce a Brasil, señaló que serán "sensaciones extrañas" las que sentirá el martes al enfrentar a Argentina por los octavos de final del Mundial de Turquía.

Magnano, quien llevó al seleccionado albiceleste a la conquista de la medalla dorada en Atenas 2004, afirmó que "a 48 horas del choque por los octavos de final contra Argentina" sentirá "sensaciones extrañas. Son las mismas que tuve en ocasión del amistoso en Logroño. Yo viví muchas cosas lindas con la Generación Dorada y ahora es algo raro enfrentarla".

"Es como si fuera un clavo, cuando uno tira para sacarlo siempre queda una marca. Es inevitable. La procesión va por dentro. Haber escuchado el himno argentino me dejó schokeado, algo que seguramente volveré a sentir en el Sinan Ender Dome", le confesó Magnano a Télam.

El cordobés, de 54 años y con paso por el básquetbol europeo, donde dirigió al Varese de Italia y al Caja San Fernando de España, tiene un récord favorable con Argentina ante Brasil, ya que ganó en el Sudamericano de Valdivia 2001, dos veces en el Premundial de Neuquén de ese mismo año y el recordado triunfo en el Mundial de Indianápolis 2002.

Por otra parte, el técnico más ganador de la Liga Nacional, con 4 títulos, todos con Atenas de Córdoba, trasladó las vivencias de su familia y amigos.

"Cuando fiché por Brasil algunos amigos me desearon mucha suerte y que no pierda salvo con Argentina, pero me aclararon que me seguirán  queriendo. Pero todo eso pasa a un segundo plano a la hora de jugar, ya que debo prestar toda la atención al partido. Y mi familia está igual", acotó.

Al consultarlo sobre si tenia una relación especial con algunos de los componentes de la Generación Dorada, manifestó que "con Fabricio Oberto y Leonardo Gutiérrez".

"Debo admitir que me siento extraño con la camiseta de Brasil, es obvio. Pero eso es inferior a la amistad y la relación que mantengo con Fabri y Leo. Eso va más allá de un color de la camiseta", argumentó

"El conocimiento es muy real y concreto, pero luego el talento es especial. Es difícil determinar cuestiones técnicas específicas. Caería en un error si pensara en eso. Un jugador talentoso tiene muchas soluciones", señaló restando trascendencia a ese factor respecto del partido del martes a las 15 de Argentina, por los octavos de final del mundial.

Magnano dirigía a Atenas en medio del Super 8 en Mar del Plata y renunció imprevistamente por diferencias con el presidente del club, Felipe Labaque, pero a los pocos días aceptó el ofrecimiento de la Confederación Brasileña para tomar las riendas de la selección.

"El desafíoes hacer crecer a un equipo con jugadores talentosos, pero a los que le falta madurar y tener un carácter ganador", refirió respecto de sus nuevos dirigidos.

Claro que su futuro va más alla de los Juegos Olímpicos de Londres 2012 (buscará la clasificación en Mar del Plata 2011) y el Mundial de España 2014.

"Los dirigentes me ofrecieron continuar con este proyecto hasta los Juegos Olímpicos de 2016 que se harán en Río de Janeiro", comentó el cordobés que sigue marcando rumbos en el básquetbol FIBA.

De allí las palabras de su colega y sucesor en el seleccionado argentino, Sergio `Oveja` Hernández. "Para mí, Rubén es uno de los mejores entrenadores de la FIBA. Es un partido importante para los dos. Yo acepto el juego de la prensa, pero no es nada especial", advirtió.

Precisamente sobre si será gravitante la presencia de los entrenadores en el clásico sudamericano, Magnano respondió que "los más importantes serán los jugadores".

"La diferencia estará en el grado de concentración ante respuestas tácticas que le demos los entrenadores a los jugadores, pero luego el que establece la diferencia es el talento, la frescura para momentos determinantes, el coraje para tomar decisiones. El partido pasa mucho por ahí", dijo.

En la charla no podía estar ausente una pregunta sobre como tendrán que defender a Luis Scola, el capitán y la cuota de gol de Argentina.

"Si digo como lo vamos a defender estoy medio muerto. Hay que ver como tácticamente se lo puede bajar de los 30 puntos y opacar
su rendimiento. Scola hace tantos desde adentro porque juega con cuatro externos afuera que son peligrosos en el tiro y además tiene como asistidor a un base de la jerarquìa de Pablo Prigioni", describió.

"Trataremos de que Prigioni y Scola no graviten con la jugada de pick and roll (pared y desmarque). Esa dupla rompe moldes defensivos desde hace años. Es una situación nada sencilla que hay que ver cómo anularla para hacer prevalecer la nuestra", indicó Magnano.

Más adelante sostuvo que "Argentina cuenta a su favor con la experiencia, que indudablemente no se compra. Pero mis jugadores no son inexpertos. Tienen mucho vuelo en Europa y en la NBA. No están sin peso. Somos sin dudas una preocupación para ellos también".

Magnano esta vez lucirá vestido con los colores verdes de Brasil, pero su corazón estará dividido, ya que enfrente tendrá a varios de los héroes que lograron la máxima conquista para el básquetbol argentino en los Juegos Olímpicos de Atenas 2004.
Opiniones (0)
9 de Diciembre de 2016|22:19
1
ERROR
9 de Diciembre de 2016|22:19
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    15 fotos de la selección del año de National Geographic
    8 de Diciembre de 2016
    15 fotos de la selección del año de National Geographic