Deportes

Conocé la increíble historia del goleador que sólo tiene un ojo

Karol Bielecki era una de las figuras del seleccionado polaco de Handball, el 11 de junio perdió la visión en un amistoso frente a Croacia, cuando al chocar con un rival le clavaron un dedo en la cavidad ocular. Con esa desgracia se repuso y volvió a los primeros planos del handball europeo. Mirá sus videos.

En el deporte ocurren de vez en cuando acontecimientos que son todo un ejemplo de superación para el resto de los mortales. El jugador polaco de balonmano de 28 años Karol Bielecki saltó a la actualidad no sólo por ser uno de los mejores cañoneros del planeta, sino por un desafortunado accidente que le ha cambiado tanto en lo personal como en lo profesional.

El pasado 11 de junio marcó un antes y un después en la vida de Bielecki. Mientras disputaba un amistoso con su selección ante Croacia, Josep Valcic chocó de manera fortuita con él, con tan mala fortuna que le clavó un dedo en el ojo izquierdo. Bielecki tuvo que ser trasladado a una clínica de Lubin donde fue intervenido quirúrgicamente.

Tras la operación, las noticias no eran demasiado halagüeñas sobre si recuperaría plenamente la visión. Este pesimismo se acrecentó días después tras pasar por quirófano de nuevo en Alemania en un centro de oftalmología de Heidelberg. Los doctores germanos confirmaron el peor de los pronósticos: el polaco no volvería a ver por su ojo izquierdo por culpa de los daños sufridos en el globo ocular y en la pupila.

Karol, superado por el trágico suceso, asumió en un primer momento su retirada del balonmano, un deporte muy rápido, con cambios de dirección y en el que es prácticamente imposible reaccionar con las limitaciones de tener un solo ojo. El jugador centroeuropeo tuvo que afrontar esta situación en su plenitud como deportista, tanto en el Rhein-Neckar Löwen, un equipo conformado a base de talonario para luchar por todos los títulos nacionales y europeos, como en su selección, donde forma parte de la mejor generación de su país tras lograr la plata y el bronce en los Mundiales de Alemania 2007 y Croacia 2009.

Recuperación asombrosa
Pero para sorpresa de todos, Bielecki anunció públicamente que no tiraba la toalla y que empezaría un programa de reeducación especial y de entrenamiento para volver a las pistas lo antes posible: "Nunca me perdonaría no intentar seguir jugando. Voy a hacer todo lo posible para regresar al balonmano y probablemente, tenga que usar gafas para proteger mi ojo sano, pero espero que todo vaya bien".

No en vano, tenía un espejo donde mirarse. El alemán Wilfried Hannes, un futbolista de la década de los 70 y los 80 que perdió la vista en su ojo derecho por un tumor a los siete años, llegó a ser subcampeón del mundo en 1982.
Además, en el Rhein-Neckar comparte vestuario desde esta temporada con otro jugador que sufrió otro grave incidente físico en 2008 que le privó de disputar los Juegos de Pekín. El croata Ivan Cupic, mientras estaba concentrado con el combinado croata, perdió un dedo de su mano derecha al saltar una cerca y quedársele su alianza enganchada. Afortunadamente, no le impidió continuar en el balonmano, ya que es zurdo.

Tan sólo seis semanas después de perder la visión en su ojo izquierdo, Karol volvía a una pista con una ovación de gala en el primer encuentro de pretemporada del Rhein-Neckar. Lo hizo poco después de ser renovado hasta 2015. De este modo, el lateral izquierdo ganó en confianza para continuar su recuperación. Su segundo contacto con el balonmano de competición le llegó en el homenaje a la memoria de su ex compañero, Oleg Velyky, que murió el año pasado a los 32 años por cáncer de piel. En este encuentro ante un combinado mundial, que sirvió para recaudar dinero para la familia de Velyky, anotó tres tantos.

"Jugador del partido"
Sin embargo, lo mejor estaba por llegar. A pesar de no debutar con su equipo en la primera jornada de la Bundesliga en la pista del Balingen, el destino le tenía reservado un regreso soñado. En el segundo partido de Liga, disputado este pasado martes ante el Göppingen y ante sus aficionados, el lateral izquierdo polaco cuajó una actuación memorable, acabando el choque con 11 goles y siendo elegido como el jugador del partido.

Sus compañeros fueron los primeros en felicitarle. "Ha demostrado que está al mismo nivel que antes de su percance", afirma Gensheimer. "Incluso ahora lanza mucho más fuerte", afirma el portero Fritz.
Gracias a su aportación ofensiva el Rhein-Neckar venció por dos tantos a un complicado rival. Un pabellón abarrotado acabó levantado de sus asientos aplaudiendo y coreando su nombre. La emoción embargó a Karol que no pudo contener las lágrimas y rompió a llorar en mitad de la pista. Bielecki había ganado por partida doble, gracias a una fuerza de voluntad digna de alabanza.

No sabe si podrá jugar la Champions League
La Federación Europea no lo ha anunciado todavía de forma oficial, pero ya se sabe que la EHF va a permitir a Karol Bielecki usar las gafas como salvaguardia para su ojo sano. Las normas del máximo organismo europeo de balonmano no admiten el empleo de caretas, anteojos u otro tipo de protecciones para el rostro de los jugadores en sus competiciones internacionales, pero dada la gravedad del caso están dispuestos a hacer una excepción.

Nunca antes se había dado un caso así en el balonmano de élite. En principio el Rhein-Neckar Löwen podrá contar con el lateral centroeuropeo para la fase previa de la Champions League, aunque la última palabra la tendrá siempre el árbitro de cada partido, que es quien debe decidir si las gafas suponen o no un riesgo para la integridad de los jugadores.

Un noticiero polaco revive su historia y muestra las imagenes del accidente:


Lo mejor de Bielecki en la cancha:


Fuente: Marca

Opiniones (0)
9 de Diciembre de 2016|16:42
1
ERROR
9 de Diciembre de 2016|16:42
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    15 fotos de la selección del año de National Geographic
    8 de Diciembre de 2016
    15 fotos de la selección del año de National Geographic