Deportes

En Rosario igualaron Independiente y Newell's

El equipo de Avellaneda le ganaba a la lepra rosarina con un gol del Cuqui Silvera pero en el segundo período Mauro Formica le dio la igualdad al local mancando el uno a uno definitivo. La continuidad de Garnero corre serio peligro.

Ante una multitud que colmó el estadio Marcelo Bielsa, Newell’s salió con todo a presionar bien adelante a Independiente, tambaleante por los malos resultados conseguidos hasta el momento en el Apertura 2010.

Luego de acercamientos sin demasiada profundidad, Newell’s salvó el cero en su arco gracias a una estupenda salvada de Peratta a los 20 de un entretenido primer tiempo.

Tres minutos después, Silvera volvió a demostrar por qué es un goleador de raza, ya que tras una gran maniobra del “Patito” Rodríguez mandó la pelota al fondo de la red para darle respiro a un cuestionado entrenador.

A partir de allí el partido incrementó su atractivo porque Newell’s fue a buscar la igualdad, contó con una clara chance de Cichero que atajó Navarro, e Independiente tuvo en Silvera a una amenaza permanente para Peratta.

En la segunda etapa, Sensini movió el banco y mandó a la cancha a Salvatierra y Fiderleff para que el primero acompañe a Borghello en ataque.

Borghello, precisamente, tuvo a los diez minutos una clara situación cuando gambeteó a Navarro y desvió su disparo cuando cerraban dos defensores.

Dos minutos después, comenzaron a caer proyectiles desde una de las plateas locales y el partido se interrumpió por pocos minutos. Pompei habló con el jefe del operativo y el juego se reanudó rápidamente.

Newell’s insistió con más voluntad que ideas a lo largo de toda la segunda etapa, sin embargo, Independiente se abroqueló en el fondo a la espera de un contragolpe.

Lo que se dio a los 29 cuando Gracián cabeceó un centro de Pacheco que se fue apenas afuera en lo que hubiese puesto cifras definitivas al partido.

Pero los de Garnero se distrajeron y dejaron que Sperdutti avance sin problemas por la derecha, le ceda el balón a Formica y que este defina cómodamente ante Hilario Navarro. 1 a 1 y vuelta a empezar, aunque ninguno de los dos supo cómo volver a quebrar a la defensa rival.

Fue empate nomás en Rosario y los equipos se repartieron puntos que poco les sirve para pelear por el título.

En Imágenes