Deportes

Magnano, en la encrucijada del trabajo y los sentimientos

El DT que guió Argentina a la mayor gesta de la historia de su básquetbol con la medalla de oro olímpica en Atenas 2004 se encuentra de repente en el banquillo rival. El destino ha querido que Magnano, ahora entrenador de Brasil, tenga que enfrentarse a su país en los octavos de final del Mundial.

Rubén Magnano no se lo podía creer.

El técnico que guió Argentina a la mayor gesta de la historia de su básquetbol con la medalla de oro olímpica en Atenas 2004 se encuentra de repente en el banquillo rival. El destino ha querido que Magnano, ahora entrenador de Brasil, tenga que enfrentarse a su país en los octavos de final del mundial de Turquía.

"Es cierto que me hubiese gustado no enfrentarme a Argentina, sobre todo por las vivencias que tuve con ese grupo", dijo Magnano. "Pero me debo profesionalmente a Brasil".

Magnano, 54 años, comandó Argentina en el período 2002-2004. Su andadura culminó con la medalla de oro en Atenas tras imponerse en la final a Italia. Fue el nacimiento de la llamada Generación Dorada del baloncesto argentino, encabezada por estrellas como Manu Ginóbili, Andrés Nocioni, Fabricio Oberto y Luis Scola, entre otros.

"Me parece una situación impensable. Si alguien me dice hace unos años que me voy a tener que enfrentar a Argentina en un mundial, no me lo hubiera creído", dijo el técnico argentino. "Desde luego es una de las cosas más curiosas de mi vida deportiva".

De aquellos 12 jugadores que saborearon la gloria olímpica, cuatro están disputando el mundial: Scola, Leonardo Gutiérrez, Oberto y Carlos Delfino.

Magnano compartió con ellos una victoria inolvidable. Seis años después, prepara a Brasil para derrotarlos.

"Es un entrenador que a mí me ha dado mucho, no sólo a mí, sino al básquetbol argentino", señaló Gutiérrez. "Yo lo respeto un montón como entrenador y como persona".

"Es algo no sé si especial, pero diferente", agregó Oberto. "Tantas veces que él me ha podido dirigir y ahora verlo en el banco visitante es algo diferente. No es que me guste, pero las cosas se dieron así".

Para la mayoría de la plantilla argentina, el factor Magnano tendrá un fuerte componente sentimental, pero no será decisivo tácticamente en el encuentro del próximo martes en Estambul. Si el técnico conoce a fondo a los jugadores argentinos, éstos reconocen en Brasil los mismos sistemas que les llevaron al oro olímpico.

"Conocemos los sistemas de él (Magnano), y son los mismos que usábamos y casi los mismos que usa Brasil", explicó Gutiérrez.

"Creo que el partido va a ser un poco más intenso, sobre todo para él (Magnano)", admitió Scola. "A lo largo de mi carrera, me ha tocado enfrentarme muchísimas veces contra amigos. Se da un abrazo antes y otro después del partido y listo".
Opiniones (0)
11 de Diciembre de 2016|09:06
1
ERROR
11 de Diciembre de 2016|09:06
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    15 fotos de la selección del año de National Geographic
    8 de Diciembre de 2016
    15 fotos de la selección del año de National Geographic