Deportes

Hernández no escondió su fastidio

El técnico se mostró molesto con el juego del equipo ante Jordania, evitó a la prensa y hasta trascendió que dejaría el cargo tras la copa.

KAYSERI (De un enviado especial).- Sergio Hernández esquivó los micrófonos y libretas de apuntes ayer; algo infrecuente en él. En la conferencia de prensa sólo habló en inglés, muy superficialmente del partido y siempre mantuvo el gesto serio, sin levantar la vista, como si algo lo preocupase o lo hubiese enfadado. Incluso, trascendió que tiene pensado no continuar al frente de la selección después de Mundial, cuando a LA NACION le había dicho, hace un mes, en Salta, que no lo tenía decidido. En su entorno dicen que está cansado. ...l acepta que nunca le dolió tanto la espalda como ahora, que está duro, tenso. 

Mientras ayer escapaba a las declaraciones y se mostraba disconforme y preocupado en el banco de los suplentes, los jugadores aceptaron no haber jugado bien. "Tenemos mucho por corregir. Me preocupa que no encontremos el nivel de juego colectivo que queremos. Contra Jordania sacamos una ventaja importante y nos desinflamos, dejamos de ejecutar nuestro juego buscando las mejores opciones, perdimos algo de concentración y ellos se nos vinieron encima con esa zona y puntos fáciles", dijo Carlos Delfino. Mientras que Paolo Quinteros agregó: "La verdad es que nos complicamos nosotros por no mantener la mejor actitud, perdimos dinámica y no pudimos definirlo". 

"Nos relajamos y ellos nos complicaron con los triples y la zona. Aflojamos en defensa y nos caímos. Ante rivales más complicados eso no nos puede pasar. Hay que mejorar muchas cosas", fue el análisis de Leo Gutiérrez. 

Todos los mensajes de los jugadores tuvieron un tono de malestar que puede servir para entender el fastidio del entrenador argentino. El problema es que, incluso en el juego frente a Angola, sucedió algo parecido y el equipo parece no encontrar la fórmula para reaccionar y mantener un nivel de juego intenso, enérgico, concentrado, con entrega constante. 

"Creo que el partido contra Serbia nos va a decir realmente dónde estamos parados. Será clave", explicó Delfino y parece una gran verdad. Seguramente el gesto adusto del técnico tiene que ver con todas estas cuestiones. Ojalá sea eso, nada más. 


Oberto, un poco mejor
Fabricio Oberto, después de una mañana con fiebre, bajó a merendar con sus compañeros; ya no tenía temperatura y salió a dar un paseo por una plaza cercana al hotel, junto con el médico Diego Grippo. "Le hicimos análisis de sangre y está bien. Esperaremos la evolución, pero lo veo mejor", dijo Grippo. De todos modos, está descartado para el juego de hoy con Serbia.

(*) Información provista por Canchallena.com 

Copyright 2010, SA LA NACION
Opiniones (0)
8 de Diciembre de 2016|15:21
1
ERROR
8 de Diciembre de 2016|15:21
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    15 fotos de la selección del año de National Geographic
    8 de Diciembre de 2016
    15 fotos de la selección del año de National Geographic