Deportes

Las Leonas festejaron un triunfo clave en el Mundial de Hockey

Argentina volvió a ganar y se encamina hacia la semifinal de la copa del mundo. Venció a Corea del Sur por 1 a 0 en un partido donde sufrió hasta el final. Aquí un análisis completo de la segunda presentación de las Leonas.

En una noche muy fría, con lloviznas aisladas y un estadio repleto, la Selección Argentina abrió paso a un nuevo desafío. Recién pasadas las 19.30, el Himno Nacional Argentino comenzó a entonarse y la ovación de la gente le dio el calor a la sede mundialista de hóckey sobre césped.

Es la quinta vez que estos equipos se enfrentan en un sintético internacional y Corea aún no logra imponer su juego. Argentina fue superior pero el combinado asiático invadió el sistema de juego de Retegui, lo que complicó por momentos a la defensa de la Selección Nacional.

Durante los primeros minutos se vio un muy buen arranque de Argentina con una correcta proyección de Luciana Aymar por el medio, mientras que “Charito” Lucchetti demostró un juego muy profundo en la línea final.

Evidentemente, el seleccionado local trató de desbordar el semicírculo rival para cometer faltas en el campo de Corea y así aprovechar el buen desempeño de Noel Barrionuevo en los córners cortos. Pero la suerte no estuvo en ese punto y tras tres córner, Barrionuevo no pudo dar el primer paso. 

El conjunto visitante salió a buscar situaciones de peligro y ejecutó contragolpes sorpresivos, sin embargo el muro argentino, liderado por la mendocina D’ Elía, no dejó traspasar ninguna bocha.

Con el correr de los minutos, Corea del Sur ejerció una presión distinta y controló el dominio de la bocha, demasiado cerca del arco de Belén Succi. Así pudo nivelar el juego que planteó la Argentina desde el comienzo. 

A pesar de los intentos del rival, las asociaciones en mitad de cancha entre Aymar y García, con un buen desempeño de Lucchetti muy de cerca, fue lo mejor del combinado Nacional durante la primera etapa.

Con tiempo cumplido, y un empate abrumador para ambos equipos, una defensora asiática cometió una falta intencional sobre Aymar y las ilusiones de abrir el marcador antes del complemento se vieron reflejadas en las caras de todas las jugadoras argentinas.
 
Sin embargo, mediante el nuevo sistema de verificación de las jugadas (Video Ref) el juez marcó salida equivocadamente y dio por finalizada la primera fase del encuentro.
 
El segundo tiempo fue netamente de Argentina. Aunque resultó más difícil de lo que uno imaginaba.

Es que este equipo asiático mostró un potencial diferente por momentos, rompió los esquemas del seleccionado de Carlos Retegui y desconcertó a las jugadoras albicelestes en ocasiones claves del encuentro.
 
A pesar de todo, el juego argentino hilvanó un sistema de pases verticales y profundos, con el objetivo de enfatizar una conexión entre la defensa, gracias al juego de Aymar, y las delanteras.

Y por fin llegó el gol de las locales. Como era justo, Aymar protagonizó la jugada y de un disparo hacia el arco Carla Rebecchi remató directo y gritó el primer y único gol de la victoria.

Aunque hubo hambre de más goles, el combinado nacional se ocupó de defender el arco de Succi y de visualizar oportunidades concretas, aunque no se pudo lograr un desenvolvimiento eficaz por parte de las delanteras argentinas.

Durante esta etapa, la mendocina Silvina D’ Elía tuvo una mayor participación en los ataques argentinos. Avanzó con la presión y fue clave en el desarrollo de los contragolpes locales y en la recuperación, en la última línea de las Leonas.
 
Pero  faltando 9 minutos para finalizar el encuentro, la jugadora de Marista fue sancionada por el juez, sin causa alguna, y tras la injusta tarjeta amarilla, D’ Elía se vio obligada a permanecer cinco minutos fuera del juego y Argentina quedó con una jugadora menos en el campo y con la mínima diferencia en el marcador.
 
Fue ahí que Retegui tomó una postura más defensiva e impulsó a la otra mendocina, Macarena Rodríguez, a ejercer presión en los contragolpes del equipo asiático.

Sobre el final, el talento de las locales fue definitivamente superior. Argentina controló el juego, mientras que Corea del Sur buscó achicar la mínima diferencia pero no lo pudo lograr.

Así, las Leonas sumaron tres puntos indispensables para soñar con la copa del mundo y con el reconocimiento de 18 jugadoras que visten la camiseta Albiceleste con el objetivo de conseguir el título del Mundial 2010 de hóckey sobre césped. 



Bajo la lupa: una conexión especial

Soledad García y Luciana Aymar jugaron a otro nivel. La mejor jugadora del mundo, Aymar, fue imprescindible para ordenar el juego y ejecutar los pases precisos hacia el semicírculo de Corea.

Soledad, por su parte, desconcertó a su rival interponiéndose a una defensa muy estructurada pero con poca presión cuando la delantera dominaba el juego.

Ambas estrellas del hóckey demostraron una conexión indiscutible y fueron lo mejor del Seleccionado Nacional durante los 70 minutos de juego. El juego que contagiaron con tanta perfección se limitó a desbordar con velocidad y hacer partícipe a las demás jugadoras del sacrificio y la precisión de cada una de sus espectaculares jugadas.

La protagonista de la victoria

Luego del triunfo obtenido Carla Rebecchi, autora del único gol argentino frente a Corea, afirmó que “fue un partido muy duro, pudimos ganar y eso es importante. Se cumplió el objetivo y ahora tenemos que pensar en el próximo partido”.

España, que ha perdido sus dos presentaciones previas, es el próximo rival de las Leonas. Al respecto Carla reveló que “hay cosas por mejorar todavía y hay que pensar que el rival se defiende muy bien”.

Reviví el gol y el festejo de las Leonas ante Corea del Sur

En Imágenes
15 fotos de la selección del año de National Geographic
8 de Diciembre de 2016
15 fotos de la selección del año de National Geographic