Deportes

Punto final para el mundial que no fue de Nocioni

El Chapu regresa a Buenos Aires luego de que un edema en el astrágalo del tobillo izquierdo obligara a Philadelphia a imponer su patria potestad para impedir que juegue con la selección argentina la cita de Turquía.

KAYSERI, Turquía.- El gran sueño estaba en marcha y la intención era olvidar aquel triple que no fue ante España en una de las semifinales del Mundial de Japón 2006. La citación de Sergio Hernández tras la ratificación de su nuevo desafío en la NBA con Philadelphia, significaba una posibilidad de respirar aires nuevos tras un año para el olvido entre Chicago y Sacramento. 

El problema en sus rodillas era un olvido y en Salta volvía a su primer amor: la selección argentina. Sin embargo un choque con Federico Kammerichs generó preocupación y estado de alerta: esguince de tobillo y trabajo de rehabilitación con el médico Diego Grippo para llegar de la mejor manera al Mundial. 

Nocioni no jugó en territorio argentino saltando el cuadrangular en Salta y los dos amistosos en Santa Fe, con fecha de regreso en el torneo internacional de Ankara. Su sonrisa no dejaba de brillar y el apoyo a sus compañeros era fundamental, siempre constituyendose en un gran soporte anímico de este grupo. Frente a Canadá en la capital turca, Hernández puso su quinteto inicial y Nocioni de a poco fue mostrando que estaba para volver. 

Sin embargo, los reiterados ejercicios que hacía el Chapu con una semiesfera en cada descanso que tenía desmotraba que no estaba del todo recuperado. Ante Líbano terminó saliendo y con su tobillo izquierdo dentro de un balde de hielo que encendió las alarmas en Philadelphia, que seguía de cerca al argentino pese a que la NBA mira de reojo a este torneo en territorio euroasiático. 

El Chapu no jugó ante el local en la definición de la Copa Efes Pilsen soñando con estar en condiciones para el debut mundialista frente a Alemania en Kayseri. 

Pero un día antes de que aquel sueño mundialista comience, y la imagen todavía fresca del triple que no fue ante España comience a desvanecerse, llegó el maldito mail avisando a la FIBA y al propio Nocioni que no podría jugar el Mundial pese a estar en el lugar del torneo en el momento indicado. 

Una conferencia de prensa entre lágrimas al llegar a Kayseri fue el punto final para una gran ilusión. El banco de suplentes, con la impotencia de no poder vestir la camiseta celeste y blanca con el número 13 en su espalda, fue el lugar donde vivió los triunfos ante Australia, Alemania y Angola. 

Hoy, luego de compartir alegrías y tristezas con sus compañeros a las 20.30 abandonó Turquía para emprender su largo camino de regreso al páis, donde comenzará su rehabilitación para soñar con nuevos objetivos. Santa Fe será el lugar del mundo donde vivirá, junto con su familia, este Mundial donde tendría que haber sido protagonista principal. Sin embargo, ahora será al igual que su gran amigo Manu Ginóbili, un hincha más. 

(*) Información provista por Canchallena.com 

Copyright 2010, SA LA NACION
Opiniones (0)
10 de Diciembre de 2016|02:24
1
ERROR
10 de Diciembre de 2016|02:24
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    15 fotos de la selección del año de National Geographic
    8 de Diciembre de 2016
    15 fotos de la selección del año de National Geographic