Deportes

Para ser 1ª, Argentina debe ganarle a una inexperta Jordania

Jordania es el equipo colista y más débil del Grupo A con tres derrotas, por lo que a Argentina no debería sufrir para deshacerse de él en el partido que se disputará mañana a las 15.30 en el Kadir Has Arena.

Con el billete a Estambul en el bolsillo gracias a las victorias ante Alemania, Australia y Angola ahora lo que interesa a la nacional argentina es el primer puesto, porque según explican sus jugadores "no se quiere pensar en los cruces" sino en mostrar el mejor juego.

Para ello debe vencer a Jordania con solvencia y así enfrentarse con mayor tranquilidad en el último encuentro contra Serbia, que será probablemente el más difícil y podría dirimir la primera plaza.

Aún así, y a pesar de que es la primera participación jordana en un Mundial (cuya plaza consiguieron gracias al bronce en el Campeonato FIBA de Asia), los hombres que dirige Mário Palma han venido a Turquía a dar guerra.

"Aunque el equipo no esté en la forma deseada sólo tenemos un objetivo: luchar contra todos los equipos de este grupo", asegura el técnico.

La selección de Jordania a punto estuvo de dar la sorpresa en su debut ya que dominó todo el partido contra Australia y los canguros sólo lograron imponerse en el último minuto (76-75).

Lo mismo ocurrió frente a Angola (Jordania llegó a ir venciendo 42-34), pero esta vez los jordanos se derrumbaron algo antes, aunque hicieron también un papel muy decente.

Estaba claro que Serbia los iba a machacar -tal y como no tuvo piedad de Angola (44-94)-, pero aunque también fueron aplastados por la locomotora balcánica consiguieron hacerle 69 puntos.

El artífice de haber sacado este equipo de la nada para llevarlo hasta Turquía es el entrenador portugués Mário Palma, que ya llevó a la selección angoleña a ganar cuatro campeonatos africanos, un hombre que vive el baloncesto con pasión y genio inigualable.

Sin embargo, las cosas se le complicaron antes del Mundial debido a la disolución de la federación de baloncesto jordana y de su liga -donde militan prácticamente todos los seleccionados-, por lo que la mayoría de los jugadores apenas han tenido preparación.

"Muchos de mis hombres no han jugado en los últimos 7 ó 8 meses; se les debe dinero, no saben si el próximo año se les va a pagar, ni saben qué va a ser de su vida. Por eso estoy muy orgulloso de ellos y de lo que están haciendo", afirma Palma.

En Rasheim Wright -un estadounidense de origen jordano con pasaporte del reino hachemí- tienen los jordanos a su director de juego y en Zaid Abbas su genio encestador, con una preferencia por los mates que hace las delicias del público.

Abbas, además del máximo anotador de la selección, es uno de los jugadores de lo que va de mundial con mejores estadísticas en aciertos de tiros de dos (68,5 por ciento) y en rebotes (casi 9 por partido).

Por su parte, Osama Daghles, es uno de los líderes en asistencias, con seis por encuentro.

Debido a su pobre técnica -se les escapan muchos pases de las propias manos y les cuesta horrores encestar correctamente los rebotes ofensivos- el equipo trabaja más el tiro a media y larga distancia.

Otro punto débil de los jordanos es que cometen muchas faltas personales.

Una buena defensa al hombre les pone nerviosos y empuja a cometer fallos, por lo que esa debería ser la táctica de salida de Argentina, al menos hasta que abra una diferencia tranquilizadora en el marcador.

Si la albiceleste es capaz de mostrar el juego de los últimos cuartos en los tres partidos anteriores no tendrá dificultad en sobreponerse a Jordania.

Hernández sabe que no hay que confiarse y menos aquejados de bajas y 'tocados' como están.

El último ha sido Oberto, quien sufre desde la mañana del domingo una gastroenteritis de origen vírico. El lunes tampoco pudo entrenar ya que volvió a levantarse con fiebre, por lo que el cuadro técnico se ha tomado el día de descanso de hoy para mejorar el estado de salud del pívot.

"Son cuadros que generalmente duran entre 36 y 48 horas. Después tenemos que recuperar el tema de la hidratación y la alimentación, porque en ese estado ya lleva casi 24 horas, comiendo muy poco y con muy poca ingesta de líquidos", explica el doctor Diego Grippo. Por ello será duda hasta el último momento.

A pesar de sus trabas, el equipo de Jordania juega con una fuerza de voluntad tremenda. Tras tres derrotas es prácticamente imposible que pasen de fase, pero seguro que quieren volverse a casa con alguna victoria por lo que Argentina no debe bajar la guardia.
¿Qué te pareció la nota?
No me gustó0/10
Opiniones (0)
5 de Diciembre de 2016|11:11
1
ERROR
5 de Diciembre de 2016|11:11
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Una vida en imágenes: Fidel Castro, 1926-2016
    28 de Noviembre de 2016
    Una vida en imágenes: Fidel Castro, 1926-2016