Deportes

Confirmado: el fútbol es pasión de multitudes

Un informe de la FIFA reveló que cada vez más gente practica el deporte. En Alemania, uno de cada cinco habitantes tiene equipo, mientras en partes de Africa el aporte es escaso.

El fútbol, es un fenómeno especial que desata alegrías y tristezas, pasiones y desencantos por donde pasa, sigue conquistando poco a poco el planeta: ya son 265,2 millones las personas que lo practican en el mundo de manera federada en cualquiera de sus especialidades (once, sala o playa) y sin hacer distinciones de edad o sexo.

Es decir, el 4% de la población se viste de corto los fines de semana, aunque son muchos más los que juegan de manera amistosa sin estar inscriptos en ninguna federación.

Un elaborado informe de la FIFA llamado ’Big Count’ y que difunde el diario As, sirvió para comprobar que el número de gente que practica el fútbol en el mundo sigue creciendo.

España, aunque pueda parecer lo contrario, no está a la vanguardia en cuanto a países practicantes de este deporte.

Hay varias razones para comprender este hecho, pero quizá la más elocuente sea que el 16,7% de la población tiene 65 o más años.

Otro argumento de peso es la poca presencia social del fútbol femenino. En los últimos años hubo un gran avance, pero las licencias siguen siendo muy pocas, apenas 10.000.

La llegada de inmigrantes está ayudando a que crezca el número de jugadores, pues de los 4,1 millones que en la actualidad viven en España la mayoría aún está en edad de practicar deporte y eso se está notando.

Hay zonas del planeta en las que apenas se juega, sobre todo en algunas partes de Africa y el sudeste asiático. Países como Tanzania (0,60%), Bután (0,76%) o Timor (0,69%) se llevan la palma por su escasa presencia de fichajes.

En el caso opuesto contrario y más llamativo es el de Alemania, en el que casi uno de cada cinco habitantes tiene equipo.

Para que el fútbol continúe creciendo, la FIFA adoptó una serie de medidas que consisten en subvencionar a todas las federaciones, por pequeño que sea el país al que representa.

Es una ayuda trienal de un millón de euros que se convierten en diez en el caso de las Confederaciones. Después, es cada país el que lo distribuye según sus necesidades, aunque siempre bajo la supervisión de la FIFA.

Cada continente tiene sus objetivos a la hora de gastar el dinero. En Asia la mayor partida se destina al fútbol juvenil (14%), en Africa a las competiciones entre selecciones absolutas (17%), en Europa a la renovación de instalaciones (26%), en Norteamérica a la remuneración del staff técnico (17%), en Oceanía a las competiciones juveniles (18%) y en Sudamérica a la construcción de instalaciones (42%).
En Imágenes