Deportes

El Lobo jujeño desnudó las falencias de la Lepra

Independiente Rivadavia no logro seguir por la senda del triunfo y perdió ante Gimnasia de Jujuy 1 a 0 con gol de Torres. El próximo rival del Azul será Aldosivi en Mar del Plata.

Los errores se pagan caros, la precisión en la definición cotiza en bolsa. Así es la B Nacional, una mezcla constante de errores y aciertos donde el que pega primero se guarda la mitad de la victoria y el que defiende mejor se archiva el otro porcentaje del triunfo. Si un equipo combina las dos, gana y si repite en varios partidos es serio candidato.

Así le pasó a Independiente, que en el vendaval de aciertos y desatinos no corrió con suerte, se encontró con un arquero rival inspirado y con defensores en zona de gatillo que no supieron capitalizar las ocasiones que se generaron. La derrota 1 a 0 ante Gimnasia de Jujuy desnudó falencias en el equipo de Trotta que se venían maquillando con los resultados anteriores.

No había tenido medida en casa para mostrar falencias y errores. El Lobo de Ferraro se paró en la mitad de la cancha y ante los pronósticos que vaticinaban dos líneas de cuatro la visita apostó a su enganche Luna y a los embates ofensivos de Gil y Iuvale. Así fue que los desacoples en la defensa Azul saltaron sobre la cancha con Menghi y Moroso como lo más flojo de la zaga central.

Peralta no sabía si buscar el arco rival o cuidar la espalda de Moroso que hacía agua cada vez que lo atacaban, por eso La Pantera tuvo una tarde negra y nunca logró encontrar su lugar en la cancha. Moso aportó entrega en el círculo medio aunque más de una vez se vio superado numéricamente por Ramasco y  Romero.

En ofensiva los tres delanteros nunca pudieron vencer a los cuatro defensores de Gimnasia. Pomba y Machado se encargaron de opacar a Salmeron y Velázquez, ninguno de los dos arietes fueron complicación para la defensa que sólo debía preocuparse con las trepadas de Ferradas.

Un rival ordenado, que aprovecho al máximo la única situación clara que tuvo se encargó de evidenciar las falencias del equipo de Trotta. El arquero Bangardino fue la gran figura de la cancha evitando tres veces la caída de la valla norteña que tuvo a los palos de su lado y evitó dos veces el gol Leproso.

Mereció mejor suerte, pero sus impericias se encargaron de no sumar ningún punto. Independiente perdió en su casa pero el campeonato es largo y esto recién empieza. Evidentemente tiene material para recuperar el terreno perdido y ser protagonista pero antes deberá replantearse el sistema con que ataca, porque llenar la cancha de delanteros no es sinónimo de peligro de gol.
Opiniones (0)
9 de Diciembre de 2016|02:35
1
ERROR
9 de Diciembre de 2016|02:35
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    15 fotos de la selección del año de National Geographic
    8 de Diciembre de 2016
    15 fotos de la selección del año de National Geographic