Deportes

Delfino celebra su cumpleaños en Turquía entre elogios

El alero argentino Carlos Delfino cumple este domingo 28 años, inmerso de lleno en el sueño de conquistar el Mundial de basquetbol de Turquía-2010, donde fue la estrella de su equipo en el triunfo sobre Alemania.

El jugador de los Milwaukee Bucks se confirmó, junto a Luis Scola, como el líder de un equipo que apunta muy alto en el torneo, a pesar de las importantísimas bajas de otros chicos NBA, como Emanuel Ginóbili y, más recientemente por lesión, Andrés Chapu Nocioni.

"Queremos dar las gracias a todos los argentinos. Que sepan que estamos dejándonos todo por darles una alegría. Mañana (domingo) es mi cumpleaños, también va para la gente de Santa Fe (su lugar de origen)", dijo el jugador, sin ocultar su euforia, tras guiar a su equipo al triunfo sobre los germanos.

Cabeza Delfino (1,98 m) acaparó elogios tras el debut mundialista argentino, sobre todo por su capacidad de liderazgo y su sangre fría en los momentos más dramáticos, sobre todo después de que los jóvenes alemanes fueran remontando en el último cuarto.

Delfino se vistió de héroe a falta de diez segundos, cuando con uno arriba en el marcador convirtió dos tiros libres y puso a su equipo con tres de ventaja y casi todo a favor para sellar el primer triunfo.

Él mismo amplió el margen con otro tiro libre a falta de cinco segundos, poniendo el definitivo 78-74.

Con 27 puntos, Delfino fue además el máximo anotador del encuentro, seguido en su equipo por Scola, con 20. En la definición desde la línea de tres también fue el más destacado, con tres triples en nueve intentos.

"Hemos tenido picos altos de juego, pero quedamos con amargura por no haber podido resolverlo sin sufrir. Hemos jugado con intensidad, todos, y ahí estaban muy bien Paolo (Quinteros), Hernán (Jasen), Leo Gutiérrez. Juntos somos más difíciles de contener", explicó Delfino tras el encuentro.

La prensa argentina e internacional destacó el papel de Delfino como jugador más destacado, elogiando su capacidad de compromiso y aupándole como figura de un equipo a la búsqueda de líderes, desde la baja de Manu Ginóbili.

Su imagen ocupó la portada de periódicos del país como La Nación y Olé, que habló de su actuación "brillante" en el "triunfazo" sobre los alemanes, vengando al equipo nacional de fútbol, que fue eliminado por la Mannschaft en los cuartos del reciente Mundial de Sudáfrica (4-0).
  
Delfino no quiso protagonismos y destacó el buen trabajo del bloque, también de los jugadores del banquillo a través de un sistema eficaz de rotaciones, aunque se mostró crítico con la falta de capacidad para matar el partido tras ponerse catorce puntos por delante en la segunda parte.

"Ha sido un partido durísimo y muy exigente, nos hemos tenido que esforzar a tope", señaló tras el debut, sin querer avanzar mucho sobre las posibilidades del equipo en el torneo. "Estamos pensando juego a juego", aseveró.

El objetivo argentino será ahora conseguir el pase a octavos en una buena posición para evitar un eventual cruce con Estados Unidos, que teóricamente ocupará la primera posición del grupo B, de donde saldrá el adversario de la albiceleste si confirma el pase a la siguiente fase.
Opiniones (0)
7 de Diciembre de 2016|15:34
1
ERROR
7 de Diciembre de 2016|15:34
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes