Deportes

A Mata la convocatoria lo reencontró con sus padres

Marcos Mata, citado de urgencia por la baja a último momento de Andres Nocioni, volvió a ver a sus progenitores después de dos años, cuando hizo escala en Barajas.

Por fuera, la historia de Marcos Mata es muy singular. Ser convocado dos días antes para jugar un mundial y con sólo un partido amistoso de experiencia en el seleccionado mayor ya significa algo muy especial. "No sé dónde estoy, veo carteles del Mundial por todos lados y me parece estar viviendo un sueño. Todo esto es increíble. Hace dos días, estaba en la casa de un amigo y recibo la llamada de Oveja [Sergio Hernández], a las 2 de la madrugada, para decirme que me preparara." 

El relato del alero de Peñarol (Mar del Plata), que llegó a Kayseri a las 2 de la madrugada de ayer, es decir, el mismo día del debut con Alemania, no tiene desperdicios, porque hay otra historia por dentro. "A las 11 del jueves, me llama Germán Vaccaro [presidente de la CABB] a casa para avisarme que tenía que viajar a Turquía urgente. Hice todo volando, casi ni pude despedirme de mi novia, sólo nos vimos cuando me vino a buscar a casa para llevarme en auto a la estación de ómnibus de Mar del Plata. Llegué a Retiro a media tarde y a las 19.30 estaba en Ezeiza para tomar el vuelo de Iberia de las 21 a Madrid y de allí conectar a Estambul y Kayseri.

Estuve viajando más de un día, estoy muy cansado y encima esto?" 
Ayer Marcos pagaba lo que fuera por dormirse una buena siesta después del entrenamiento y el almuerzo del mediodía, pero no pudo. Debió acercarse al estadio, durante el primer partido, para sacarse una foto y cumplir con cuestiones administrativas. "Aunque sea una horita me vendría bien. Aunque sé que esta noche [por ayer] no voy a entrar, si ni las jugadas conozco. Igual todo esto me parece increíble." 

Pero su insólita historia no concluye allí. Mata vive solo en Mar del Plata; sus padres hace cuatro años que se radicaron en Almería, España, y una de sus hermanas está en Brasil. "Me quedé solo para jugar al básquetbol en Peñarol", explica. 

Lo asombroso es que sus padres, a los que hacía dos años no veía, habían viajado a Brasil a visitar a su hermana y estaban volviendo a España la misma noche que Marcos salía desde Ezeiza. Una absoluta casualidad. "Le comenté a mi compañero de viaje que me cruzaría con mis padres en el aire." Lo más fantástico de la historia es que Marcos, con tanto apuro, no había tenido tiempo de avisarles que estaría en Madrid. Pero los padres tienen un instinto especial, ya se sabe. "No sé cómo se enteraron, vieron un diario en el viaje, creo; entonces, se quedaron cuatro horas en Barajas esperándome por las dudas. Te imaginás la sorpresa y la alegría cuando los vi. Hasta eso se me dio. Todo esto es un sueño. No puedo reaccionar. Estoy muy feliz." 

• Cángele alentó junto con su familia
Franco Cángele, el delantero argentino que juega en Kayseri Spor, llegó ayer de Estambul, donde fue a buscar a su familia (esposa y dos hijas) que vinieron de la Argentina. "Del aeropuerto nos vinimos derecho al partido a ver a la selección. No pasamos por casa todavía", dijo el jugador.

(*) Información provista por Canchallena.com 

Copyright 2010, SA LA NACION

 

 


 

¿Qué sentís?
0%Satisfacción0%Esperanza0%Bronca0%Tristeza0%Incertidumbre0%Indiferencia
Opiniones (0)
5 de Diciembre de 2016|21:43
1
ERROR
5 de Diciembre de 2016|21:43
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Una vida en imágenes: Fidel Castro, 1926-2016
    28 de Noviembre de 2016
    Una vida en imágenes: Fidel Castro, 1926-2016