Deportes

Jorge Balliengo, sorprendido con su vuelta, sueña con los Juegos

Balliengo, rosarino de 29 años, sufrió un accidente este año mientras se entrenaba en Italia, que le demandó una operación para volver a insertar el músculo pectoral mayor.

El líder absoluto del lanzamiento del disco en la Argentina, Jorge Balliengo, se manifestó sorprendido por su espectacular recuperación de una lesión que prácticamente le hizo perder el año deportivo.

Balliengo, rosarino de 29 años, sufrió un accidente este año mientras se entrenaba en Italia, que le demandó una operación  para volver a insertar el músculo pectoral mayor.

"No me esperaba volver tan rápido y tan bien pero la recuperación se dio de la mejor manera", celebró el lanzador, que de joven fue corredor y saltador, pero tuvo que ir apartándose de una y otra disciplina por sucesivas lesiones.

Balliengo aseguró, en declaraciones a la agencia Noticias Argentinas, que llegó a estas fiestas de la mejor manera, con mucho que agradecer a distintas instituciones y amigos, más el entusiasmo de su viaje a Rusia para fin de año, donde compartirá esa fiesta con la campeona y plusmarquista mundial, Yelena  Isinbayeva.

Es que el dueño de la plusmarca argentina del disco (66 metros 32 centímetros logrados en Rosario el 15 de abril de 2006), construyó con la atleta rusa lo que él prefiere denominar como "una linda amistad".

Cuando enumera los hechos que derivaron de su accidente, Balliengo no se olvida del médico Marcelo Yáñez, quien lo operó colocándole tres arpones en el hueso.   

"Después empecé a tirar con discos livianos. Y me fui a Italia después de la operación por una cuestión de clima. Acá hacía  mucho frío. Allá, mucho calor. Para recuperarme era mejor el  calor", explicó.

Contó también que su entrenador italiano, Nicola Candeloro, le decía que iba a ganar con su salida de competencias, ya que iba a mejorar mucho la técnica con trabajos específicos.

"Yo estaba destruido porque me perdí el Sudamericano, el Panamericano y el  Mundial. Para colmo ganaron el Panamericano  con 59 metros y creo que si competía con el brazo izquierdo por  ahí yo tiraba eso", sostuvo.

Y recordó: "Cuando vi la lista del Panamericano les dije a Germán y a Guillermo (los hermanos Chiaraviglio) que ganaban con 59 metros. Conocía  a los yanquis que empiezan el año con 64 metros y después no tiran nada. No le pifié. Eso me bajoneó más todavía".

"Haber perdido el título Panamericano y la lesión me dejó mal. Vi el mundial como entrada en calor para los Juegos Olímpicos. Me sirvió para hacer un análisis técnico y táctico de lo que van a ser los Juegos Olímpicos", anunció.

Balliengo volverá a competir en Europa el 23 de febrero,  cuando se presente en el  Nacional de invierno en Italia, pero ya "calentó motores" tres veces en Rosario, una en Mar del Plata y otra en Santa Fe.

En Rosario, el discóbolo ya alcanzó los 60 metros, en una muestra de que su recuperación es óptima.

"Brindé agradeciendo a toda la gente que estuvo conmigo. La Confederación Argentina de Atletismo y la Secretaría de Deportes en especial, porque yo pensaba que podrían no haberme dado tanta importancia y sin embargo no me abandonaron en ningún momento", deslizó.

Por último se tuvo fe: "Voy a levantar una medalla olímpica y menos de tres lesiones no tiene".

¿Qué te pareció la nota?
No me gustó0/10
Opiniones (0)
3 de Diciembre de 2016|12:20
1
ERROR
3 de Diciembre de 2016|12:20
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Una vida en imágenes: Fidel Castro, 1926-2016
    28 de Noviembre de 2016
    Una vida en imágenes: Fidel Castro, 1926-2016