Deportes

La selección pone en juego su don de reinventarse

A pesar de las bajas de Ginóbili y Nocioni, la Argentina buscará mantener el protagonismo. El debut es hoy, a las 15.30, ante Alemania.

Si en el básquetbol dos más dos fuese cuatro, podría decirse que la ausencia de Manu Ginóbili redujo las ilusiones del seleccionado argentino de ser finalista del Mundial que comenzará hoy en Turquía. Incluso podría afirmarse que sin Chapu Nocioni difícilmente se pueda acceder a las semifinales. Pero las conclusiones de esta especie no encajan en un deporte tan cambiante, lleno de matices y relatividades. Menos aún sirven para analizar un certamen corto, exigente y presionante donde otros valores, que tienen que ver más con la condición física, mental y anímica, suelen transformarse en decisivos. 

Tampoco esa suma directa sopesa la experiencia, el hambre de gloria, la química, la mística y otros elementos parecidos que son patrimonio distintivo de nuestra Generación Dorada. No hay que dudar de esa condición de alquimistas que siempre mostró el grupo en tantos lugares del mundo y que le permitió convertirse en uno de los más exitosos de la década. Los brillantes desempeños conseguidos en los amistosos de Logroño, frente a España y Brasil, donde la Argentina sufrió cinco bajas por lesiones, fueron una evidencia clara de que el equipo se reinventa y potencia ante las mayores adversidades. Algo similar sucedió en la final de la Copa Efes Pilsen que le ganó al conjunto turco. Es verdad que aquéllos fueron sólo partidos aislados y que aquí, en este Mundial, donde hoy, a las 15,30, debutará frente a Alemania, la seguidilla de juegos deja muy pocos días libres y puede afectar a un plantel de elevado promedio de edad y un recambio complicado, con escasos hombres que puedan mantener el nivel de los titulares. 

Así y todo, no hay que quitarle el crédito. Ayer, los líderes de la selección dejaron el mensaje que siempre esgrimen antes las peores tormentas. "Tácticamente nada cambia sin Nocioni, porque hasta aquí hab??a jugado poco y los sistemas fueron más para aprovechar las características de los otros aleros como Pancho Jasen y Federico Kammerichs", aseguró el base y estratego Pablo Prigioni. "Reconozco que, por intensidad y experiencia, Chapu es un alero distinto. Perderemos agresividad e intimidación, pero los que ocuparán su lugar están en un alto nivel y podremos disimular su ausencia. Además, no sabíamos si Chapu iba a tener un torneo tremendo o iba a jugar con dolores y con posibilidades de dar menos, así que no sé qué es mejor, si tener al Chapu al 70 por ciento o estas nuevas opciones, incluido Marcos Mata", agregó el conductor argentino. 

Luis Scola dejó un mensaje similar, sin dudas alentador, pero que por sobre todo parece actuar como un autoconvencimiento de que la situación no es mala y que hasta puede ser favorable. No hay dudas de que siempre el grupo se rearma ante la contrariedad. Tienen una fuerza interior y un positivimo asombrosos. Con esas armas anímicas y mentales, irán a pelear contra las torres enormes de Alemania hoy, y de Australia mañana, dentro de un grupo muy difícil. Todos saben que lo ideal es ocupar el primer o segundo lugar (pasan 4 a los octavos de final), para evitar un cruce complicado con los mejores del Grupo B, y para ello será determinante ganar los dos primeros juegos, pues se supone que el equipo más complicado de Kayseri será Serbia, adversario de la última jornada. 

A la Argentina le provoca mucho desgaste tratar de equipararse con rivales de mucha talla como los alemanes, que además mejoraron su juego de conjunto ante la ausencia de Dirk Nowitzki y cuentan con buenos tripleros, aunque también con varios hombres que carecen de oficio en estos certámenes. 

En la visión global, se destaca la ausencia de muchas figuras que actúan en la NBA y que, indefectiblemente, afectarán la calidad del certamen. Estados Unidos, por la experiencia del DT Mike Krzyzewski y el conglomerado de jóvenes de brillante condición técnica y física, junto a España, que es un grupo compacto, talentoso y de buen juego, son los candidatos para jugar la final. Cerca de ellos estarán Serbia, Grecia, probablemente Turquía, y algún equipo revelación que nunca falta. 

La ilusión es que entre ellos llegue la Argentina, con su mal de ausencias a cuestas, pero también con ese compromiso y sacrificio, con esa alquimia y fortaleza mental que siempre lo convierte en un animador y postulante al podio. Que se repita en Turquía también. 
¿Qué te pareció la nota?
No me gustó0/10
Opiniones (0)
4 de Diciembre de 2016|15:52
1
ERROR
4 de Diciembre de 2016|15:52
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Una vida en imágenes: Fidel Castro, 1926-2016
    28 de Noviembre de 2016
    Una vida en imágenes: Fidel Castro, 1926-2016