Deportes

Otros Juegos Olímpicos, la misma historia de siempre

El final de la cita olímpica juvenil en Singapur abre las puertas para pensar en el presente y el futuro del deporte argentino: una medalla de oro, dos de plata y una de bronce para una delegación de 59 atletas que, al igual que los mayores, sufre por la falta de presupuesto; los deportes de conjunto y las individualidades extraordinarias, las excepciones. Las primeras aproximaciones marcan que el deporte argentino vuelve a tener los mismos síntomas: sigue esperando por irrupciones divinas de deportistas fuera de serie.

Olímpicos de la Juventud, la delegación argentina volvió a ratificar que el futuro se asemeja al presente y, sin un programa ni proyecto deportivo a largo plazo, siguen respondiendo los deportes en equipo y arrestos individuales con actuaciones de gran nivel en la cita olímpica. 

Sin dudas, los Juegos Olímpicos de la Juventud de Singapur quedarán en la historia del deporte argentino como un nuevo momento de consagración para Braian Toledo, oro en jabalina, la enésima muestra de que el boxeo sigue con su inagotable cantera con el bronce de Fabián Maidana -en la categoría hasta 64 kilogramos- y el primer día con medalla de bronce para el judoca Lucas Guzmán. 

A este acumulado de medallas en deportes individuales hay que sumar el bronce del triatlonista Lautaro Díaz en el equipo de América junto a Kelly Withley y Kevin Mc Dowell, de Estados Unidos, y Adriana Barraza, de México, y por supuesto, las actuaciones descollantes de las Leoncitas y la selección de voleibol masculina, ambas con un segundo lugar en el podio. 

Si bien es verdad que los balances deben hacerse con tiempo prudencial para poder ver la radiografía del deporte a la distancia, las primeras aproximaciones marcan que el deporte argentino vuelve a tener los mismos síntomas: sigue esperando por irrupciones divinas de deportistas fuera de serie en disciplinas individuales: la explosión de Braian Toledo es el mejor ejemplo que supone un talento innato estimulado a partir de su presencia en los primeros planos del atletismo mundial juvenil. 

Uno de los mejores ejemplos para entender lo que cuesta, y no sólo en cuestiones absolutas de dinero, realizar un deporte de alto rendimiento en el país es justamente Lautaro Díaz. El cordobés tuvo que recurrir a la interminable e infatigable expresión de solidaridad que tiene la sociedad argentina, y en este caso en particular la cordobesa, que le permitieron el año pasado competir en el Mundial Junior. 

Por último, cada Comité Olímpico Nacional debía determinar dos disciplinas de conjunto -una de cada género- para presentar en Singapur y la Argentina no falló: las Leoncitas del hockey y los chicos del voleibol volvieron a subirse al podio, ambos con medallas de plata, para ratificar el brillante futuro que tienen estos dos deportes de conjunto y de qué manera estas disciplinas son la gran potencialidad de las delegaciones albicelestes en estas reuniones olímpicas 
Opiniones (0)
8 de Diciembre de 2016|15:49
1
ERROR
8 de Diciembre de 2016|15:49
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    15 fotos de la selección del año de National Geographic
    8 de Diciembre de 2016
    15 fotos de la selección del año de National Geographic