Bruno Gelber junto a la Orquesta Filarmónica de Mendoza

El próximo sábado 28 a las 21.30, en el Teatro Independencia, el reconocido pianista Bruno Gelber presentará, junto a la Orquesta Filarmónica de Mendoza bajo la dirección de Ligia Amadio, un concierto para piano y orquesta organizado por la Secretaría de Cultura de Mendoza y Avome (Asociación Voluntarios de Mendoza –Niñez y Familia-).

A modo de homenaje, por los 200 años del natalicio de los músicos Frédéric Chopin (1810 – 1856) y Robert Shumann (1810 - 1849), el repertorio estará compuesto por obras como el Concierto Nº 1 para piano y orquesta, del primero; y Sinfonía Nº 3 “Renana”, del segundo.

Del concierto participarán también músicos invitados que se sumarán a la actuación de Gelber y la orquesta.

Las entradas ya están disponibles en la boletería del teatro y tienen un valor de: $ 100, la platea baja y palcos bajos; $ 80, platea alta y palcos altos; y $ 50, tertulia y paraíso.
 Es importante destacar que la función es a total beneficio de Avome, institución que trabaja con niños y familias de bajos recursos de la provincia.


Sobre Bruno Leonardo Gelber 
 
Nació en Buenos Aires en 1941 y la música fue el primer idioma que recibió de sus padres. Su madre, pianista, fue su profesora inicial y a lo largo de su vida su principal crítica y consejera. Su padre fue violinista de la orquesta del Teatro Colón.

Comenzó a estudiar piano a los 3 años y medio. A los 5, dio su primer concierto en público y al año siguiente, continuó su aprendizaje con el maestro Vicente Scaramuzza. Un severo ataque de poliomielitis, a la edad de 7 años, lo inmovilizó por varios meses y para continuar sus prácticas, desmontaron la lira del piano y siguió estudiando recostado en la cama. El piano era su única felicidad.

Reanudó sus conciertos a los 8 años y a los 10 actuó por primera vez con orquesta, bajo la dirección del maestro Scaramuzza, interpretando el Concierto Nº 3 de Beethoven. Debutó en el Teatro Colón a los 14. A partir de allí, su carrera toma importante trascendencia y actúa en los principales teatros de Argentina y Chile. Realiza alrededor de 150 conciertos en Sudamérica y fue becado, a los 19 años, por el gobierno francés para estudiar en París con Marguerite Long, quien lo recibe como su último pero el mejor de sus alumnos.

Un año más tarde, con el concurso Marguerite Long – Jaques Thibaud y conciertos en Stuttgart y Munich, comienza su carrera internacional que lo lleva a realizar más de 4.700 conciertos en 45 países del mundo.

Fue dirigido por grandes maestros, como Sergiu Celebidache, Ernest Ansement, Rudolf Kempe, Deorge Szell, Lorin  Mazel, Paul Paray y Vladimir Spivakov, entre otros tantos; y actuó junto a notables orquestas, como la Filarmónica de Berlín, de Viena, Orquesta de la Suisse Romande, orquesta de la Scala de Milán, Royal Philarmonic, Chicago Symphony y London Philarmonic.

Es un invitado habitual de los más grandes festivales como Salzburgo, Lucerna, Berlín, Granada, Viena, La Roque de Antheron y Aix en Provence y la prensa especializada lo destaca como uno de los mejores pianistas de su generación y como uno de los cien mejores entre sus contemporáneos.

Sus discos han sido galardonados con los premios Discophiles Francés, el gran Premio del Disco de l’Academie Charles Cross y el premio de la Academia de París. Y también ha recibido las más altas distinciones en las críticas de las revistas Diapasón, Gramophon y le Monde de la Musique.

Actualmente reside en Mónaco, lugar donde lo condecoraron con la más alta orden: Comendador de la Orden al Mérito Cultural, conjuntamente a Cecilia Bartoli, Plácido Domingo y Mstilav Rostropovich, entre otros.

En 2006 fue declarado Ciudadano Ilustre de la Ciudad de Buenos Aires, recibió el Premio Clarín y en 2007 se le confiere la Condecoración del Gobierno de Francia de Oficial de Artes y libros.

Opiniones (0)
19 de septiembre de 2017 | 11:52
1
ERROR
19 de septiembre de 2017 | 11:52
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes