Deportes

Tiger Woods admitió sus errores y confiesa sentirse triste por el divorcio

El astro del golf Tiger Woods admitió este miércoles que sus excesos sexuales y errores condenaron su matrimonio y lo dejaron destrozados a él y a su ex esposa Elin, y dijo que ambos tratarán de ayudar a sus hijos a lidiar con la vida después de la separación. Dos días después de su divorcio, y en vísperas de competir en el torneo The Barclays de la PGA en Paramus, New Jersey, el número uno del mundo habló sobre el divorcio y los problemas que llevaron a ese paso.

Dos días después de su divorcio, y en vísperas de competir en el torneo The Barclays de la PGA en Paramus, New Jersey, el número uno del mundo habló sobre el divorcio y los problemas que llevaron a ese paso, desatados tras el escándalo de noviembre pasado.

"Mis acciones, ciertamente, nos llevaron a esta decisión. Cometí muchos errores en mi vida. Eso es algo que con lo que voy a tener que vivir", dijo Woods en rueda de prensa en Paramus.

Cuando le preguntaron si se sentía aliviado ahora que el divorcio ya estaba finalizado, Woods dijo: "No creo que esa sea la palabra. Creo que es más tristeza".

Elin Nordegren, una modelo sueca de 30 años de edad, quien se casó con Woods en octubre de 2004 en Barbados, dijo a la revista People que ella sentía que había pasado por el "infierno".

La ex modelo señaló que el alcance del engaño de Woods le hizo sentir como una "estúpida", y tuvo que luchar contra el insomnio, pérdida de peso y de cabello.

Al ser cuestionado sobre los sentimientos de su ex mujer, Woods reconoció haberle causado dolor, destacó que "desde luego, entiendo que es triste y me siento de la misma manera".

Pero el campeón de 14 torneos Grandes del circuito PGA, y que intenta rebasar el récord de 18 Gran Slams que tiene su compatriota Jack Nicklaus, eludió la pregunta cuando se le preguntó si todavía amaba a Elin.

"Le deseo lo mejor en todo", dijo. "Es un momento triste en nuestras vidas. Estamos mirando adelante en nuestras vidas y cómo podemos educar a nuestros hijos de la mejor manera posible. Eso es lo más importante".

Woods y Nordegren tienen una hija, Sam Alexis, de 3 años, y un hijo, Charlie Axel, de uno.

"Es un momento triste", subrayó Woods. "Y en cuanto a mi juego y los entrenamientos, todo a ha pasado a un segundo plano. Estamos tratando de hacer que nuestros hijos se adapten a sus nuevas condiciones de vida. Esa ha sido nuestra prioridad en este momento".

Woods no ha ganado en nueve eventos de este año, la peor racha de su carrera. El estadounidense, de 34 años de edad, lleva 10 torneos Majors sin un título, igualando la sequía más larga de su historia, y admite que el escándalo lo ha afectado.

"Fue mucho más difícil de lo que estaba pensando. La mayor parte del verano fue así. Tratas de bloquear, pero sí, a veces es muy doloroso", destacó.

Preguntado sobre si este fue un año perdido dada su confusión personal y la incapacidad de ganar un título, Woods señaló que si bien había un montón de cosas malas y que había llevado gran parte de ella en sí mismo, se hizo la luz al final del túnel.

"Aprendí mucho sobre mí mismo y cómo ser una mejor persona", dijo. "Hay muchas cosas positivas", puntualizó.
Opiniones (0)
10 de Diciembre de 2016|21:33
1
ERROR
10 de Diciembre de 2016|21:33
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    15 fotos de la selección del año de National Geographic
    8 de Diciembre de 2016
    15 fotos de la selección del año de National Geographic