Deportes

En la mira: Qué tiene este River puntero del Torneo

No deslumbra. Sin embargo, es líder con puntaje perfecto. Y gana partidos que antes perdía o empataba. Un análisis pieza por pieza del conjunto de Cappa.

No deslumbra este River versión Apertura 2010. No llena la cancha de lujos ni las redes rivales de goles, a excepción de los tres del domingo al tibio Independiente. De todos modos, la tabla le sonríe de oreja a oreja. Líder (con Vélez), puntaje perfecto, cinco goles a favor y dos en contra. La matemática, por ahora, le da mejor que la producción de juego. Sin embargo, gana partidos que antes empataba o perdía. Y entrega señales positivas -desde lo individual hasta lo colectivo- que sustentan el envión victorioso.

1) Un arquero para triunfar.

El ejemplo más fresco es el ideal para cimentar la afirmación: esa atajada extraordinaria de Juan Pablo Carrizo ante el zurdazo de Andrés Silvera, en el último suspiro del clásico, evitó el empate que se palpaba en el aire -desde que salió el disparo del Cuqui - y confirmó la victoria que merecía el equipo. Sin Carrizo, quizás hoy estaríamos hablando de otra historia.

2) Una dupla central que sabe lo que es defender.

En los últimos tiempos, el River de los pesares sufrió atrás hasta lo indecible. Con Jonatan Maidana y con Alexis Ferrero, la última línea ofrece garantías mucho más consistentes.

3) El notable valor de los históricos.

Lo de Matías Almeyda no deja de asombrar. No es sólo el coraje, el contagio, los consejos y la voz de mando; es, además, el criterio para jugarla redonda y la cabeza para pensar siempre en positivo. Ariel Ortega no jugó contra Independiente, por aquella expulsión en Parque de los Patricios, pero le sirvió el gol al pibe Funes Mori ante Tigre y la rompió frente a Huracán. Sin Buonanotte encendido , el Burrito es el fútbol del equipo. Antes del torneo, con absoluta lógica, Angel Cappa decía que iba a tener que regular las prestaciones de Almeyda (36) y de Ortega (36) porque no son chiquilines. Hoy, nadie imagina a este River sin ellos dos. Ni siquiera un rato.

4) Funes Mori hace goles de goleador.

La muestra es el segundo suyo contra Independiente: convirtió desde el piso y pegándole mal a la pelota, pero lo hizo... Pierde chances claras, a veces por egoísmo o por agachar la cabeza. Se entiende: son los pecados de los goleadores. El puesto es suyo: Funes Mori casi tiene a la gente en el bolsillo. Y, seguramente, también al técnico y a sus compañeros.

5) Un talento de 17 años.

Está haciendo sus primeros palotes entre los grandes, pero la preciosa asistencia a Funes Mori en el segundo gol a Independiente habla de las calidades de Manuel Lanzini. Un gran acierto de Cappa.

6) La apuesta a la juventud.

Además de Lanzini, juegan en función de ataque Facundo Affranchino (20), Roberto Pereyra (19), Funes Mori (19), Mauro Díaz (19). Diego Buonanotte (22) ya parece un veterano ... Eso sí: hay que hallar la mezcla exacta entre los mayores y los chicos. El equilibrio.

7) La propuesta, la ambición.

Los primeros tiempos de los dos últimos compromisos ilusionaron en serio. Búsqueda ofensiva, llegada masiva, circulación limpia, cancha abierta, cero pelotazo. Ese es el River que quiere Cappa.

Fuente: Clarín

¿Qué te pareció la nota?
No me gustó0/10
Opiniones (0)
3 de Diciembre de 2016|14:47
1
ERROR
3 de Diciembre de 2016|14:47
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Una vida en imágenes: Fidel Castro, 1926-2016
    28 de Noviembre de 2016
    Una vida en imágenes: Fidel Castro, 1926-2016