BAF Week: desde adentro...

La semana de la moda más importante de Argentina: tendencias en pasarela, las distintas colecciones, sus diseñadores y las actividades extras. Todo, en el minucioso relato de Florencia Pereyra, una joven abogada (que nunca ejerció) y cuyo hobby asegura que es la moda y las tendencias en el vestir.

Recientemente tuvo lugar la decimoprimera edición de la semana de la moda de Buenos Aires más conocida como BAF Week. Con la presencia de prensa internacional de China, Australia, Paraguay, Uruguay, Chile y México el pabellón azul de La Rural se preparó para recibir a miles de personas con ansias de ver lo que se viene para el verano…

El primero de los tres días de desfiles consecutivos de la temporada primavera/verano 2010-2011  estuvo a cargo de semillero UBA. Fueron dos diseñadores con perfiles bien diferentes los que representaron a la famosa universidad: Magalí Belingueres y Marcelo Giacobbe. La primera colección, muy colorida y desestructurada, tuvo su inspiración en la identidad de América Latina. El maquillaje fue muy representativo, con la mitad del rostro pintado de rojo simulando un pañuelo. Marcelo presentó sus diseños que ya se exportan a Moscú. Su idea partió del funeral de Eva Perón. Sus líneas son rectas y en la paleta hay rosas, blancos, grises, negro y algo de dorado.

La segunda presentación fue de Desiderata. Con una propuesta súper canchera que no dejó lo trendy de lado. En sastrería propone chaquetas en lino y rafia. Detalles de puntillas, encajes, estampados africanos y algunas lentejuelas completan las propuesta. 

Con el nombre de Juana Ñandutí, la colección de Juan de Arco fue la siguiente en pisar la pasarela del BAF. Con mucho bordado de Paraguay -sello de la marca- pasaron por la escena vestidos cortos y largos de color azul, naranja, limón, estampados varios, batik y algún brillo. ¿Su inspiración? La mariposa y la transformación.

Entre desfile y desfile podías visitar algunos o todos los stands que se instalaron en el predio. Maquillarte, en el espacio de Natura; juegos de ping pong con Infinit; la invitación a diseñar tu propio vestido con Carolina Aubele/Bimbo, sacarte una foto en la cámara gigante de Oh lala, leer libros de moda en La Paragráfica, colorear tu cara con los tonos de Swatch, tomar un mini Norton en las reposeras de Lacoste, o simplemente hacer la fila interminable para tener un buen lugar en alguno de los shows de moda.

La puesta de Wanama fue una de las mejores, sin dudas. Con una banda-orquesta en vivo fantástica! Su colección tiene mucho de romanticismo con camisas blancas sueltas y estampados floreados, colores pasteles y mucho rosa. También hay una onda militar en sus camperas y chalecos, con mucha tacha y detalle en botones y hombros. Leggings y jeggings, para la piernas. Los zuecos son las súper estrellas.

El día concluyó con el desfile del Grupo 134; su colección: desestructurada. Con una paleta de colores básica -blanco, negro, gris y demin- pensaron en un hombre urbano y actual. Su concepto Eco friendly nos da una lección de reciclado.

Día 2: desde las 2 de la tarde empezó el movimiento en La Rural. Miles de chicas y chicos se paseaban por el predio. Algunos con un look para mostrar, listos para la foto; otros -un poco mas tímidos- buscando imitar. Rapsodia abrió la pasarela pasadas las 16.

Ambientación safari con rugidos incluidos y una propuesta que combinó estilos, un poco de militar otro poco de rock y el infaltable africano. Estampas, floreados, bordados, camperas de cuero y mucho jean. Pañuelos a la cabeza, zuecos y texanas para los pies. Los años 80, presentes.

Turno del diseñador Marcelo Senra. Siempre ligado a lo étnico, esta vez se inspiró en Marruecos para su colección verano 2011. Con la túnica como básico, juega con ella y la transforma. Sus guardas son soberbias y sofisticadas, la paleta se queda en los tonos tierra. Sus telas son de excelentísima calidad. El detalle: sus modelos lucieron un turbante como tocado.

Siguió Uma. Con moños enormes en sus cabezas, las modelos nos mostraron muchas rayas, jeans chupines y camperas de cuero. Prendas con encajes, volados, colores metalizados y estampas de flamencos, cebras y moños. Inspiración '80 muy simpática.

Inspiración 3D fue la propuesta de Kostume y nos sugiere superposición. Prendas de usos múltiples, amplias y con cortes diferentes. Colores: blanco y negro con toques en pasarela de labios naranja flúo.

Los hermanos Estebecorena fueron los encargados de cerrar el día con una puesta original. Una pantalla en el fondo del escenario proyectaba la foto del outfit que estaba desfilando el modelo en ese mismo momento. HE, cumpliendo 10 años, sigue siendo fiel a su look urbano y moderno. Con pantalones angostos y camisas súper cómodas, están a la vanguardia en textiles.

Ultimo día del BAF, mucha gente. Los showrooms explotaban. Muchas cosas por ver. Los zapatos de Pilomagliano o Huija, que ahora también tiene una colección de indumentaria.

Los vestidos de Olive, las calzas floreadas de Rie, un blazer de Drole, una cartera de Cul de Sac o de Katakali, aros en positivo o un cinturón de las Penélope, una camisa de Amsterdam (que además hizo las remeras para el staff de BAF), música de los cool headphones de Skullcandy y unas zapas Blackfin. Todas marcas chicas que quieren tener su porción en el mundo de la moda.

Miles y miles de preadolescentes que se desesperaban por entrar a ver su Cómo quieres que te quiera. Con una pasarela convertida en un lago con barquitosy a ritmo de Surfing USA, de los Beach Boys, circularon las distintas propuestas de la marca. El estilo Navy con muchas  rayas, botones dorados y escudos. La propuesta romántica con mucho liberty, vuelos y vestidos súper naif. La propuesta urbana deportiva con shorts y canguros. Mucho jean en camisas, minis y chalecos.

S-Mode llegó para mostrar un poco de piel. Con sus trajes de baño en nude, como el color de la temporada hubo bikinis y trikinis. Escote corazón, strapless y enteros con volados, flecos y brillo para todos los gustos. Blanco, verde esmeralda, azul y dorado, los colores elegidos. Su ropa interior se pudo ver en el showrooms de la marca.

Mucha gente asistió al tercer desfile de la tarde: COOK. Con una puesta romántica, mostró su colección para hombre y mujer. Carla Tintoré, en las bandejas (tocó en vivo en todos los desfiles), hizo enamorar a la platea. Ellas, con vestidos largos de encajes tipo enaguas mezclados con chalecos y camperas de estilo militar. Ellos, con pantalones o bermudas largas y camisas entalladas. Broche de oro con un beso apasionado de una parejita de modelos!

Vero Ivaldi. Con una sugerencia muy particular de música en vivo, con 4 artistas en pasarela y juego de luces, arrancó el desfile de esta gran diseñadora. La iluminación fue protagonista con luces rojas y móviles. La paleta de colores: rojo, negro, blanco, naranja, amarillo y verde militar. La inspiración: los errores de los que surgieron los grandes inventos sobre todo de la aviación. Prendas de aviación convertidas en vestidos, chaquetas y pantalones. Un gran show.

Para el cierre de esta edición la marca elegida fue Ona Sáez. Con un mensaje súper importante sobre la detección temprana del cáncer de mama abrió la pasada. Su clásico blanco y negro marcó tendencia tanto para hombre como para las féminas. Se vieron estampas, vestidos y pantalones achupinados.

Así se fue otra edición del BAF Week con una producción de lujo, a cargo del equipo de Kika Tarelli. Fue un placer relatarla para Uds. ¡Nos vemos en febrero!

Nota: la autora es mendocina, aboagada y con una gran experiencia en Marketing de marcas de lujo. Avocada al mundo del vino, nunca dejó de lado su hobby: la moda. Fashionista de alma, actualmente estudia Producción de Moda y todo lo que tenga que ver con tendencias.

En Imágenes