Los desbordes de la inflación

Los acuerdos de precios del Gobierno y los aumentos salariales, durante 2007, "fueron desbordados por una inflación que ya supera el 20 por ciento", aseguró la consultora Ecolatina.

En su informe económico semanal, Ecolatina sostiene que en Argentina "hacen falta señales antiinflacionarias contundentes" porque la dinámica salarial de 2008 está determinada por "fuertes condicionalidades".

Además, la entidad indicó que los incrementos salariales del sector formal "se ubican por encima de la pauta oficial, del 16,5 por ciento, e incluso de los aumentos del año pasado". La aceleración de los precios, de acuerdo al estudio, "se centra básicamente en bienes-salario" y "afecta el poder de compra de los trabajadores".

"Esta problemática se materializa en los reclamos por mejoras salariales bajo la forma de aguinaldo extra por inflación", evaluó, con referencia a los recientes acuerdos que sindicatos como SMATA o UOM cerraron por "bonos de fin de año".

Ecolatina informó que los trabajadores que "recibieron el plus suman más de 450 mil con diferentes montos y esquemas de pagos", y destacó que "aún se hallan reclamando el bonus más de 735 mil empleados".

"La falta de parámetros objetivos de inflación entorpece la definición de una pauta salarial para el año entrante", sentenció el informe y agregó que "el cambio de autoridades de la CGT previsto para mediados de año incorpora un componente de tensión adicional en la puja por espacios de poder".

A su vez, precisó que "la aceleración de los precios y de las expectativas inflacionarias complican el escenario".

Según la consultora, fundada por el ex ministro de Economía  Roberto Lavagna, "cabe esperar una reducción del salario de bolsillo para los trabajadores que aportan al sistema de capitalización a partir de 2008".

Además, indicó que el porcentaje del sueldo destinado a los ahorros previsionales "pasará del 7 por ciento actual al 11 durante el próximo año".

Por otro lado, señaló que las empresas "deberán costear en un plazo de 20 meses la incorporación gradual de los tickets alimenticios al salario remunerativo del trabajador sin reducir el salario de bolsillo de los empleados" y calculó que la medida "aumentaría el costo laboral entre 4 y 6 por ciento".

De acuerdo al estudio, el "principal desafío" del Gobierno está en "introducir una regla salarial realista que evite una aceleración de la puja distributiva" porque, sentenció: "si la pauta oficial desconoce la inflación real será nuevamente desbordada y no servirá como instrumento de coordinación".

"Una regla salarial consistente con el sendero mencionado no debería alejarse en forma significativa del 20% nominal con un compromiso creíble por parte del gobierno de que la inflación estará por debajo", concluyo Ecolatina.
Opiniones (0)
15 de diciembre de 2017 | 08:14
1
ERROR
15 de diciembre de 2017 | 08:14
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Leopardo al acecho
    7 de Diciembre de 2017
    Leopardo al acecho