Deportes

Borghi sufrió rápidamente el "Mundo Boca"

Con un empate y una derrota en dos partidos oficiales, el técnico campeón del fútbol argentino ya sintió la dureza de las críticas apresuradas y muchas veces mal intencionadas.

El Mundo Boca es difícil de enfrentar, y Borghi luego de dirigir al club de la ribera por dos partidos ya lo comenzó a sentir de esa manera. Así lo analiza en su sección de deportes el diario La Nación. En Canchallena se puede leer este completo análisis de la situacion del técnico del Azul y Oro:

"Antes de nacer ya sabía que Boca era popular..." Con la misma filosofía descontracturada que lo caracteriza, Claudio Borghi no les dio tregua a las desubicadas especulaciones y se apresuró a extinguir los incipientes focos de incendio, tras un arranque boquense en el campeonato mucho menos auspicioso de lo anhelado. Sin embargo, casi abruptamente, el entrenador empezó a irritarse y a darse cuenta del costado más cruel de ser el conductor del club de la Ribera. Antes de asumir, el ex DT de Argentinos Juniors sabía que la exposición mediática que le aguardaba en Boca sería muy superior a todo lo experimentado hasta ese momento, incluso en el populoso Colo Colo chileno, pero algunas fotografías publicadas donde se sintió fuera de lugar y, sobre todo, las críticas recibidas por el dibujo táctico elegido (con línea de tres defensores) fastidiaron al director técnico, que ayer, en Casa Amarilla, se sintió comprometido a hacer declaraciones, pese a que ello estaba fuera de agenda.  

"Esto es fútbol y ganar es muy importante, a veces es más importante que jugar bien... ha pasado desde el inicio del fútbol. Por eso hay un campeón y un descenso. Me gusta ganar como a mucha gente. Aunque esto no es un drama ni un problema grande. Boca es noticia, hasta cuando bostezo. Yo bostezo mucho, duermo poco. Y entiendo que sea noticia, especialmente cuando no podés ganar", se lamentó Borghi, que luego del entrenamiento de dos horas de ayer por la tarde charló, aislado y en un costado de la cancha, con varios de los referentes, como Martín Palermo, Sebastián Battaglia y Cristian Lucchetti, entre otros.  

Por cuestiones de "intimidad", el DT no contó qué dialogó con los jugadores, pero la falta de buenos resultados preocupa, aunque no alarma, vale aclararlo. "Boca es popular. Pero a veces es una locura: si no vienen los dirigentes, se dice que Borghi está solo -prosiguió-. Si vienen, se dice que es para apoyar. El lunes [anteayer] fue feriado, los dirigentes estaban en sus casas y vinieron... ni hablamos de fútbol ni de sistemas. [...]Perdimos y no voy a condenar a nadie por dos partidos. Los tiempos varían según el equipo, hay unos con más urgencias que otros. Hay unos que perdés tres partidos y no pasa nada; sé dónde estoy y lo que significa. Es casi imposible que nadie opine, aun los que no saben de fútbol. Voy a comprar una pizza y el pizzero me da el equipo."  

Teniendo en cuenta que el club xeneize es como una caja de resonancia, de repente Borghi se encontró con un momento desagradable que no esperaba: Gary Medel, uno de sus mimados , tocando el bombo con la barra de Universidad Católica. El DT censuró la actitud del chileno: "Tuvo el día libre y no sé qué es lo que hacen los jugadores. Pero no es conveniente lo que hizo. Si hubiésemos ganado 5-0 en vez de perder con Racing hubiera dicho lo mismo, también me parecía mal".  

Borghi sabía que si los resultados positivos no llegaban rápido, lo primero que se le criticaría sería el tan mentado sistema. El técnico podrá modificar las piezas, pero no el dibujo. "Todo el mundo habla de la línea de tres como si fuera el problema. Pero el otro día con Racing estuvimos sin claridad para llegar al área rival y tenemos que trabajar eso. No tienen la culpa ni Cellay ni Insaurralde ni Caruzzo; el problema fue cómo llegar y la calidad de la llegada. No pretendo que Clemente pase 150 veces al ataque y tampoco Jesús [Méndez], sino lo justo y productivo. Ahora, el lío es de mitad de cancha hacia adelante." Borghi es un personaje frontal y sencillo, que empezó a sufrir las exigencias que sólo Boca dispara. Y las sufre, claro que sí.  

¿Qué te pareció la nota?
No me gustó0/10
Opiniones (0)
3 de Diciembre de 2016|01:52
1
ERROR
3 de Diciembre de 2016|01:52
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Una vida en imágenes: Fidel Castro, 1926-2016
    28 de Noviembre de 2016
    Una vida en imágenes: Fidel Castro, 1926-2016