Deportes

Golf: Kaymer se lleva el PGA más polémico

El alemán, de 25 años, se impuso en el desempate por el título del Campeonato de la PGA al estadounidense Bubba Watson y se adjudicó el último 'Grande' de la temporada.

Agónico, durísimo, dramático, ¿injusto? El PGA Championship, último grande de la temporada, fue fiel a la tradición con un campo exigente y unos jugadores dominados por las circunstancias.

Un major decidido en el playoff en favor de Martin Kaymer después de que el estadounidense Dustin Johnson, el mejor del día, se quedará fuera de la muerte súbita a causa de una sanción cuando menos ridícula.

Último partido, hoyo 18. El primer golpe de Dustin Johnson, líder en solitario con -12, se va por la derecha, entre el público. Un segundo golpe larguísimo. ¿Arriesgar tras la victoria o conservar en busca del playoff? Hierro cinco en las manos. A por el trapo. Valiente como pocos, en un terreno pisado por decenas de miles de aficionados durante cuatro días y se lanza a por la bandera en un golpe de unos 200 metros. De crack.

El golpe se fue por detrás del green, a la izquierda. Otro golpe magistral. Un putt para formar parte del glorioso elenco de jugadores ganadores de torneos de Grand Slam. El putt no quiso entrar, pero eso era indiferente. Nada más embocar, empatado en la clasificación con su compatriota Bubba Watson y el alemán Martin Kaymer, el director del torneo se acerca.

¿Primera felicitación? En absoluto. "Has apoyado el palo en el segundo golpe. Ese terreno se considera un bunker. Te penalizamos coon dos golpes". Algo así le dijo y la cara de Johnson lo reflejó al instante.

Se excusaba la organización tras la sanción argumentando que era la primera norma en el libro de reglas entregado a todos los jugadores, que estaba señalizado hasta en los vestuarios. Da igual. La apreciación es tan mínima, la imagen de televisión en la que se basan tan pixelada, casi interpretativa. Cierto que el jugador debe conocer la norma, cumpliarla a rajatabla, pero aun así parece tan injusto.

A todo esto, con los abucheos del público como sintonía de fondo mientras se anunciaba la sanción, Watson y Kaymer se enzarzaron en un 'playoff' a tres hoyos en el que el estadounidense golpeó primero (y nunca mejor dicho, menudo drive) en el hoyo 10 y recibió la respuesta del alemán con un birdie en el 17 -precioso e infernal par tres-.

Después de cuatro días de competición, el torneo se decidiría como mandan los cánones, en el hoyo 18.

Toda la suerte que acompañó a Watson durante los tres últimos hoyos de su recorrido se perdió en el olvido. Quiso arriesgar, emular a Johnson, y su segundo golpe se fue al agua. Demasida ventaja para un jugador de la clase de Kaymer, con el que ni siquiera pudieron las malas artes de algún estadounidense frustrado por no ver a un compatriota en lo más alto de la clasificación.
¿Qué te pareció la nota?
No me gustó0/10
Opiniones (0)
2 de Diciembre de 2016|15:12
1
ERROR
2 de Diciembre de 2016|15:12
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Una vida en imágenes: Fidel Castro, 1926-2016
    28 de Noviembre de 2016
    Una vida en imágenes: Fidel Castro, 1926-2016