Deportes

Las claves del empate de Godoy Cruz ante San Lorenzo

El Expreso jugó un mal primer tiempo pero de la mano del distinto, David Ramírez se puso en ventaja. A 11 minutos del final una jugada desafortunada y la complicidad de Ibáñez decretaron el 2 a 2 final.

El equipo nos acostumbró a verlo ganar, no es sorpresa que rescate un punto en Buenos Aires ante el Ciclón, ante River o Boca. De hecho lo hemos visto varias veces imponerse en estos estadios. Tal vez por esa razón no se toma la dimensión real de un empate con sabor a poco por cómo se dio el juego pero importante si tenemos en cuenta que se jugó ante un candidato que invirtió fortuna en equipo y  cuerpo técnico.

El Falcón familiar de Ramón deberá pasar varias veces por el taller e incluso ser sometido a una alineación y a un afinamiento. El de TC del Turco parece por momentos el auto de Ponce de León y de a ratos simula estar con una rueda pinchada y tener las bujías empastadas. Los dos tuvieron raptos de lucidez y lagunas que rotulan al empate como justo.

El primer tiempo fue casi todo del local, que sin tener demasiados argumentos le bastó para ponerse en ventaja mediante su capitán Tula, que se encontró con un balón en la frente tras una falla de Carlos Sánchez cerca de Ibáñez.

Todo era del anfitrión y el Turco no entendía el flaco rendimiento de sus muchachos, la línea de tres sufría por la zurda y Villar corría y corría sin encontrar a Olmedo. Torres se tiró por la derecha y desacopló a los mendocinos. Ramón le ganó los primeros 45 minutos a Asad en el ajedrez de la táctica. Cuando peor la pasaba el Expreso apareció David Ramírez para igualar la historia con una soberbia corrida.  El Mago empezaba a sacar gambetas de todos los colores y se erigía como el mejor de la cancha.

El impulso del cierre del primer capitulo le dio a Ramírez el plafón necesario para enseñar definición y marcar el 2 a 1 en el amanecer de la segunda parte. Lo mejor del equipo del Turco se vio por estos momentos. Sólido, ordenado y comprometido para manejar el resultado.

Llegaron los cambios y Godoy Cruz metió la cola muy cerca de Ibáñez. Vera otra vez pasó desapercibido, Russo no logró aportar su entrega y su vértigo. Rivero por el otro lado le cambió la cara al Ciclón sólo con actitud. A la salida de un corner y con la visita diezmada por un corte en la frente de Curbelo, el Burrito le pegó al arco casi sin ángulo y logró la paridad.
Ibáñez volvió repetir la floja actuación del debut ante Boca. Si bien el balón rozó en un compañero en el empate Santo, daba la sensación que era balón del portero. Los arqueros deben aguantarse porque es un puesto ingrato y complicado, pero con Torrico en el banco, que complicado se hace esperar.

Punto justo, por que se repartieron el partido. Godoy Cruz tenía todo para ganarlo y sus errores se lo impidieron, San Lorenzo pudo haber festejado pero su andamiaje aún es destartalado. El sábado ante Olimpo será la chance inmejorable para que el Tomba se reencuentre con el triunfo.
  
En Imágenes
15 fotos de la selección del año de National Geographic
8 de Diciembre de 2016
15 fotos de la selección del año de National Geographic