Deportes

"Es una buena vidriera para llegar a la selección"

Mauro Boselli quien debuta mañana en Wigan, habló sobre la posibilidad nuevamente en el fútbol europeo y soñar con una chance en el combinado nacional. Wigan, pagó la cifra más alta de su historia por el ex Pincha.

Del pase de Mauro Boselli al fútbol inglés se venía hablando con la misma insistencia y periodicidad que él mostraba en Estudiantes para hacer goles. Consagrado como máximo anotador del último Clausura con 13 tantos, finalmente hizo las valijas para incorporarse a Wigan, que pagó la cifra más alta de su historia por un jugador: 9.800.000 dólares. En esta temporada, la de Boselli fue la segunda transferencia del mercado argentino al exterior, por detrás de la de Nicolás Gaitán, de Boca a Benfica, por 15 millones. 

-¿Cómo fue la adaptación? 
-Acá el fútbol es distinto, hay que adaptarse rápido a lo que pide el entrenador. La pretemporada me sirvió mucho para conocer cómo se juega. Anduve bien: en seis amistosos hice seis goles. 

-Futbolísticamente, ¿con qué te encontraste? 
-Con un fútbol muy rápido y vertiginoso, sin pausas. Es todo de ida y vuelta. Y eso que Wigan es uno de los pocos equipos que intenta tener la pelota y no ser tan directo ni jugar al pelotazo. Nos salimos un poco de lo que es la generalidad en Inglaterra. Salvo Manchester United, Arsenal, por momentos Liverpool, y Chelsea, el resto busca el pelotazo y la segunda jugada. Me dirige un español (Roberto Martínez), que intenta imponer un estilo como el de la selección de España, con tenencia de la pelota. En mi contratación influyó mucho la forma en que él quiere que juegue el equipo, eso me vino muy bien. 

-¿El DT te pide cosas diferentes a las que hacías en la Argentina? 
-En lo que es mi función específica, no. Me aconseja sobre cómo es el fútbol acá. Por ejemplo, que la presión para recuperar la pelota siempre empieza por mí, en el primer delantero. Yo debo marcar en qué momento el equipo debe presionar o no. Otra cosa habitual aquí es que, apenas se pierde la pelota, los dos o tres que están cerca van a presionar enseguida al rival que tiene la pelota. Eso no se da tanto en la Argentina. Cuando uno pierde la pelota, se posiciona y espera. Acá todo es mucho más vertiginoso. 

-¿Te fijaste la meta de cuántos goles querés hacer en la temporada? ¿El técnico o los hinchas te piden una determinada cantidad de goles? 
-Nunca me pongo metas con los goles. Yo, interiormente, sé lo que puedo hacer, pero queda para mí. Y en cuanto a los hinchas y el técnico, están muy ilusionados con lo que pueda llegar a dar, así que sólo me queda devolver esa confianza con entrega y actitud. 

-¿Sos el único delantero ? 
-El esquema es 4-2-3-1 y yo soy el primer delantero. Entre los tres mediapuntas están el colombiano Rodallega y el francés Zogbia, que son más delanteros que volantes. 
Wigan hace cinco años que está en primera y en la última temporada le costó mantenerse (terminó 16°).

¿Cuáles son ahora los objetivos? 
-Asegurarnos la permanencia lo antes posible para estar tranquilos. Y a partir de ahí, pensar en terminar lo más alto que se pueda. No aspiramos al campeonato porque eso es imposible. 

-Acostumbrado a pelear títulos en Estudiantes, ¿no es un retroceso mentalizarse para no irse al descenso? 
-No sé si es un retroceso. Seguro que es algo distinto. En Boca y Estudiantes estaba acostumbrado a otra cosa, pero esto es así. Vine a un equipo que tiene otras pretensiones. Para jugar en un grande de Europa, tengo que pasar por un equipo de menor magnitud como Wigan. No me arrepiento. Por lo poco que llevo aquí, estoy muy contento. Ojalá me sirva no sólo para consolidarme y dar un salto a un club grande, sino también como una buena vidriera para llegar a la selección. Es un objetivo que se plantean todos los que están jugando en Europa. Hay varios amistosos, está la Copa América. Con buenas actuaciones es muy posible tener una oportunidad. 

-Esta experiencia europea te encuentra como un jugador más hecho, en comparación con tu paso por Málaga. 
-Sí, seguro. Cuando me fui a Málaga (2005) casi no tenía partidos en primera. Igual fue una experiencia que me sirvió un montón, porque volví a la Argentina con otro ritmo y velocidad. Por momentos lo pude demostrar en Boca, y en Estudiantes terminé por consolidarme. 

-¿Te sentís a la altura de los grandes delanteros de la Premier, como Drogba, Rooney, Torres o Tevez? 
-No sé. Ellos llevan varias temporadas en el alto nivel. Mi adaptación no puede ser de un momento para el otro. Ya se verá para qué estoy, no me quiero apurar. 

Opiniones (0)
7 de Diciembre de 2016|19:17
1
ERROR
7 de Diciembre de 2016|19:17
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes