Deportes

Tiger ante él mismo

En el último Major del año, el norteamericano continuará peleando para recuperar su nivel y mantenerse en la cima.

Tras la olvidable actuación del fin de semana pasado en el Bridgestone Invitational, Tiger Woods tendrá desde hoy, en el PGA Championship, cuarto y último Major de esta temporada, una nueva oportunidad para intentar recuperar aquel nivel que parece cada vez más lejano. 

A la luz de la debacle que ha experimentado en el último año, Tiger deberá pelear contra sus propios fantasmas para intentar, al menos, retener el primer puesto del ranking, privilegio que amenaza el también inestable Phil Mickelson, quien ya desaprovechó siete chances para desbancar a Woods. 

La irregularidad de Tiger, que comenzó con el alejamiento temporario del circuito por sus problemas maritales, también ha permitido una diversidad de nuevos ganadores que era difícil de encontrar en sus años de esplendor: en los últimos seis majors hubo cinco nuevos ganadores. La única excepción fue Mickelson, en Augusta, este año. 

Pero además de ser una nueva oportunidad para la resurrección, el PGA Championship, que se jugará en la cancha de Whistling Straits, también tendrá otras motivaciones para el alicaído Tiger. Fue en este torneo, el año pasado, en Hazeltine, cuando dejó pasar la oportunidad de sumar su 15° major. Líder hasta la vuelta final, debió ver cómo el trofeo quedaba en manos del surcoreano Y. E. Yang. Nunca antes había perdido un major en el que había llegado como líder a la última vuelta. 

Como parte del destino, Tiger buscará su revancha con aquel recuerdo acompañándolo desde el primer hoyo. Es que a su lado, compartiendo el recorrido durante los dos primeros días, estará el propio Y. E. Yang. 

Phil Mickelson, el principal rival de Tiger en la lucha por la cima del ranking, tampoco llega de la mejor manera a Whistling Straits. El zurdo de San Diego, que se coronó en Augusta, tuvo una temporada con altibajos. La semana pasada, cuando parecía más cerca que nunca de alcanzar el N° 1, se derrumbó en la última jornada y dejó pasar la chance. El propio jugador explicó que se le diagnosticó artritis soriásica, una enfermedad que le provoca fuertes dolores en las articulaciones y en los huesos, aunque se encuentra medicado y podría jugar sin molestias. 
Opiniones (0)
23 de Febrero de 2017|09:26
1
ERROR
23 de Febrero de 2017|09:26
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Una visita al Observatorio Europeo del Sur
    23 de Febrero de 2017
    Una visita al Observatorio Europeo del Sur
    Retromobile
    21 de Febrero de 2017
    Retromobile