Barricas, la materia prima para una original muestra artística

Sheraton Hotel y tres prestigiosas bodegas se unieron para conformar una ruta en donde turistas y mendocinos nuevamente puedan disfrutar una fusión entre el arte y el vino. En la nota, detalles de la inauguración y una galería de fotos con todos los presentes.

En el lobby del Sheraton Hotel Mendoza se presentó La Ruta de las Barricas, una muestra de arte cuya materia prima son toneles de madera que han sido intervenidos por artistas reconocidos del país y que invitan a recrear nuestro sentido visual y disfrutar el arte desde un punto de vista fuera de lo común.

Un camino que une la viña y el arte. “Es una verdadera ruta porque para poder apreciar todas las obras de arte, los interesados deberán comenzar por las primeras 11 que están en Sheraton pero luego viajar a tres bodegas, donde hay diez obras en cada una: ellas son Sottano, Achaval Ferrer y Melipal”, comentó Pablo Sottano a MDZ Sociales.

Algunas obras: "Sensibilidad y presencia", de Claudia Pagouapé, "Todo lo que pueda arreglar hoy lo dejaré para mañana", de Andrés De Souza, y "Destilando esencias", de Silvia Araya.

La presentación estuvo a cargo de María Cristina Elorriaga, curadora de las obras y quien viajó especialmente de Buenos Aires para hacer el recorrido y explicación en detalle. “Hay 41 barricas, cada una intervenida por un artista plástico de renombre con características totalmente distintas. Todas cuentan historias diferentes y las temáticas y puntos de vista abordados son totalmente heterogéneos. Algunas de ellas, que ya se han transformado en magníficas obras de arte, tienen trabajos con técnicas clásicas, mientras que otras son exponentes del arte contemporáneo y conceptual", explicó.

Diego Salguero, María Cristina Elorriaga -curadora de la muestra-, Hebe Juri, Cristina Sánchez y Patricia Lambert.

"Para dar un ejemplo, una de las piezas está elaborada en su totalidad sólo con birome –“La última gota”-; otras poseen hierro incorporado, hay barricas forradas o en las que se han utilizado telas estampadas a mano; o intervenidas con materiales para nada convencionales”.

“La idea de presentar todas estas técnicas tan diferentes plasmadas en un mismo objeto es, también, promover la diversidad. La barrica es un objeto muy fuerte, su imagen nos transporta al vino; que es elixir, alegría, embriaguez pero también representa la vida, el trabajo del hombre, muestra penurias, dolor, viscicitudes… un proceso continuo”, finaliza María Cristina.
  
Cada uno de estos toneles tiene un “tarjetón” con el nombre del artista y la sugerencia de nombre para la obra –de algún modo la idea que el creador quiere transmitir-.  

Cristina Sánchez, responsable de Relaciones Públicas de Sheraton, comentó que las barricas estarán en exposición y venta por un mes, y un porcentaje de lo recaudado se donará a la fundación Conin.

En Imágenes