Deportes

Huracán se despertó a tiempo y le ganó al último campeón

El Globo venció a Argentinos Juniors por 2 a 1 con goles de Mariano Martínez y César Montiglio, para el Bicho había abierto la cuenta Gonzalo Vargas. El equipo de Rivoira dio vuelta el partido en dos minutos

El torneo Apertura se despereza y comienza a dar sus primeros pasos. El inicio queda al descubierto en esos movimientos acartonados que evidencian que es un partido típico de arranque de temporada.

Así y todo, la emoción se convocó en La Paternal, donde el campeón, Argentinos, tuvo un debut que invita al recuerdo de los jugadores y el técnico que ya no están. Finalmente fue caída 1-2 con Huracán, un equipo que apostó por la continuidad del proyecto de Héctor Rivoira. 

Si bien fue la presentación de Pedro Troglio, el reemplazante del Bichi Borghi, Argentinos no modificó algunas cuestiones estructurales en lo relativo al juego.

Exhibió solidez en el mediocampo, con Basualdo como ladero de Mercier ante la ausencia de Ortigoza. Sin embargo, al campeón le faltó crear sociedades, y eso se evidenció en la ofensiva, con Vargas y Romero más dispuesto a la acción individual que a la elaboración grupal. 

No es nueva la función que cumple Darío Ocampo al surcar el costado izquierdo. Su rol a veces parece en extinción en el fútbol doméstico. Fue Ocampo el que activó la apertura del marcador, con una habilitación a Vargas, que estaba habilitado por Filipetto. El delantero uruguayo definió fuerte, como asegurando el grito de gol. 

En desventaja, Huracán se despojó de sus temores y tomaron la manija algunos de sus hombres de mayor oficio, jugadores de mil batallas, como Matute Morales y Roly Zárate. El empate llegó ayudado por el azar, tras un rebote que le quedó a Mariano Martínez en el corazón del área solamente para empujar a la red. 

Si la igualdad desorientó a Argentinos, el segundo tanto del Globo, anotado por Montiglio, dos minutos después, fue una suerte de golpe de knock-out. A esta altura, Huracán ya se había adueñado del poder de la pelota y gobernaba el juego a su antojo, con el viento a favor de jugar con un hombre de más. 

En La Paternal, el campeón estrenó su título con una derrota. Huracán, con jugadores de oficio, supo reinvenatrse sobre la marcha y comenzar el Apertura con el impulso de la victoria. 
Opiniones (0)
7 de Diciembre de 2016|15:06
1
ERROR
7 de Diciembre de 2016|15:06
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes