Hoy seguiría declarando Ruiz Soppe

En la 6ª semana del juicio a represores en San Rafael, uno de los imputados seguirá con su indagatoria a pedido del Dr. Rufino Troyano, su abogado defensor. En la primera etapa de su relato, Soppe dijo entre otras cosas “en San Rafael no hubo ningún centro clandestino de detención”.

El pasado 12 de julio, el ex jefe de la Unidad Regional II de la Policía de Mendoza Raúl Alberto Ruiz Soppe, declaró durante más de 4 horas. Comenzó su discurso hablándole a los familiares de los desaparecidos diciendo “quiero dirigirme a la familia de las víctimas que sufrieron las detenciones y las presuntas desapariciones y decirles que yo también como ser humano siento profundamente la pérdida, de que la situación se haya dado así.”

Responsabilizó del hecho de que él esté como imputado en esta causa a un superior que tenía por aquellos años: el Brigadier de Aeronáutica Santuchone (imputado como jefe de centro clandestino, sección política, en CCD Departamento Central de Policía de Mendoza D2, Mendoza).

Aseguró que la policía de aquellos años estaba subordinada al ejército, por lo que él solamente hacía lo que se le ordenaba sin hacer demasiadas preguntas. Hasta el momento esa parece ser la estrategia de su defensa, ya que el abogado Rufino Troyano a varios testigos les ha preguntado “si sabían que la policía sólo recibía órdenes de los militares”. Todo parece indicar que Ruiz Soppe se mantendrá en sus dichos.

En cuanto a su papel en esta causa dijo “juro por mis nietos que no supe que desaparecieron pero sí que fueron detenidos”. Aseguró que no conoció a Tripiana aunque dijo que la noche que desapareció, él se encontraba cenando con la mayor autoridad militar de la zona, Luis Suárez y que luego se dirigieron a la Casa Departamental en donde se encontraron con otro imputado, Raúl Egea Bernal. Allí liberaron a más de seis personas entre los que se encontraban Tripiana y Pascual Sandoval (firmaron el acta de liberación).  Dijo que uno de los que vio firmar a Tripiana fue un abogado de apellido Porras que también estuvo detenido y que de hecho figura como testigo en la causa.

Hasta ahora Soppe es el único imputado que decidió dar su testimonio. Junto a Labarta, Mussere y Guevara, está detenido en la cárcel de encausados de San Rafael por los delitos de: privación ilegítima de la libertad en concurso real con el delito de imposición de tormentos agravada y homicidio calificado por alevosía.
Opiniones (0)
26 de Julio de 2017|08:16
1
ERROR
26 de Julio de 2017|08:16
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes