Deportes

Rosario se prepara para la gran fiesta del hockey

Rosario espera con expectativa y ansiedad la presencia del Mundial de la disciplina. "Generará reconocimiento nacional e internacional", dijo el intendente de la ciudad.

Es sabido que el fútbol genera una fuerte división en Rosario, entre los hinchas de Central y los de Newell´s. Sin embargo, dentro de un mes, esa ciudad estará más unida que nunca cuando arranque el acontecimiento de hockey sobre césped más importante del mundo. Rosario será la sede del Mundial, que tendrá a las Leonas como principales candidatas, con el afán de repetir la consagración en Perth de 2002. 

Entre el 29 de agosto y el 11 de septiembre, Rosario estará en los ojos del mundo del hockey, una gran oportunidad para una plaza que ya supo tener de huésped a otros grandes eventos deportivos. Sin ir más lejos, lo que fue el partido de fútbol entre la Argentina y Brasil, por las eliminatorias al Mundial de Sudáfrica. Incluso ya tuvieron a las Leonas jugando en suelo santafecino, durante el Champions Trophy 2004, que se disputó en el Jockey Club. 

El impacto que genera la Copa del Mundo para la ciudad será muy fuerte, según asegura el intendente Miguel Lifschitz:  "No podemos cuantificar lo que generará la competencia, porque más allá de lo que sea el desarrollo del evento, hay que pensar en la proyección que nos va a dar y el hecho de nos quede el estadio nos va a permitir seguir haciendo eventos de jerarquía internacional", contó el líder político. 

Para el desarrollo de este certamen, el municipio invirtió cerca de cuatro millones de pesos, según informó el mismo intendente, inversión que esperan recuperar mayormente durante el desarrollo de la competencia, pero también a futuro. Por ejemplo, el estadio que se construyó quedará en manos de la ciudad para que  tanto la selección como los distintos equipos  puedan entrenarse. Para los partidos de las Leonas, las entradas están casi agotadas, y ya no quedan ubicaciones para la final. Según pudo averiguar LA NACION, los organizadores estiman un impacto económico de entre cinco y siete millones de pesos durante la prueba. 

"Arrancamos hace cinco años con el Champions Trophy, lo que fue la primera experiencia de organización de un evento internacional, y de ahí pasamos a este Mundial. Eso es muy importante, porque el deporte de alta competencia genera posicionamiento de la ciudad, reconocimiento nacional e internacional. Genera turismo y promueve el desarrollo deportivo", dijo Lifschitz. 

Esta vez se eligió otra sede para el Mundial. Será un estadio nuevo, diseñado especialmente para el torneo, ubicado en el barrio Los Pasos, cerca del Jockey Club. Fue una construcción que comenzó hace un año, y que realizaron en conjunto la intendencia de la ciudad y una empresa privada, que por una ley, al cerrar calles y terrenos para la construcción de un barrio privado, debe ceder terrenos al municipio. Así es que la intendencia de Rosario se ocupó solamente de la carpeta sintética, mientras que la empresa se ocupó de la construcción del resto de la cancha, más la creación de una escuela ubicada al lado del estadio, que empezará a funcionar luego del Mundial, y que durante el torneo se utilizará como centro de prensa. 

"Cuando surgió el Mundial, al grupo empresario se le ocurrió la idea de ver si el estadio se podía hacer dentro de nuestro predio. Las tierras eran nuestras, y ahora pasaron a la Municipalidad, es un esfuerzo público-privado todo esto, aunque si el Mundial se hace acá es, porque nosotros dijimos que se haga esto. Pusimos la plata, pero todo con el fuerte apoyo del municipio, desde ya", dijo Gustavo Shanahan, una de las autoridades de la empresa Los Pasos. 

En lo relativo a lo estrictamente deportivo, las Leonas ya comenzaron los entrenamientos, luego de lo que fue una nueva conquista del Champions Trophy, la tercera corona consecutiva. El seleccionado que dirige Carlos Retegui se entrenará la próxima semana en Rosario y luego continuará sus prácticas en el Cenard, en Buenos Aires. Llegarán varios días antes del estreno de la competencia, a diferencia de algunas delegaciones que desembarcarán para el inicio mundialista. 

El hecho que el Mundial se dispute en nuestro país no parece ser una presión para las Leonas, que lo toman como un impulso extra. "Para mí es una motivación extra más que una presión jugar en casa. Tenemos muchas chances de ganar el Mundial y vamos a dejar todo para eso", dijo Carla Rebecchi.  La misma visión tiene Noel Barrionuevo, que además confía en la euforia del público argentino como motivación adicional. Las Leonas esperan hacer un gran Mundial, no se bajan de su condición de candidatas, y confían en quedarse con el título. Rosario desea ser testigo de esa consagración tan soñada. 

12 mil espectadores es la capacidad del estadio en el que se disputará el Mundial. Los precios de las entradas serán de $ 56 para las generales y $ 80 para las plateas. 

Opiniones (0)
10 de Diciembre de 2016|07:25
1
ERROR
10 de Diciembre de 2016|07:25
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    15 fotos de la selección del año de National Geographic
    8 de Diciembre de 2016
    15 fotos de la selección del año de National Geographic