EE.UU. reducirá consumo energético

El presidente George W. Bush promulgó el miércoles una histórica ley energética que reducirá el consumo promedio de combustible de vehículos estadounidenses.

Se espera que con esta medida EE.UU. empiece a reducir su dependencia en combustibles fósiles importados y ayude a controlar el fenómeno del calentamiento global como el mayor consumidor de energía en todo el mundo.

"Esta dependencia nos perjudica económicamente debido a los elevados y volátiles precios en las bombas de gasolina. Esta dependencia genera contaminación y produce emisiones de gases de invernadero", dijo Bush al firmar la ley.

"Amenaza nuestra seguridad nacional al hacernos vulnerables a regímenes hostiles y regiones inestables en el mundo. Esto nos hace vulnerables a los terroristas que podrían atacar infraestructuras petroleras", agregó.

Los grupos ambientalistas le dieron una reacción tibia a la ley energética.

"A pesar de que nos agrada que el presidente Bush se haya decidido firmar una ley que por primera vez en 30 años aumenta los estándares de combustible para los automóviles, hay que señalar que no es una ley contra el calentamiento global. Hubo partes del proyecto de ley que el presidente Bush dijo que tenían que ser eliminadas para que él lo pudiera convertir en ley", dijo a BBC Mundo el portavoz de calentamiento global de Greenpeace en EE.UU., Christopher Miller.

No gravarán petroleras

Durante las negociaciones entre los legisladores se descartaron los planes de gravar empresas petroleras y establecer metas de consumo flexibles.

Representantes de industrias que fabrican dispositivos que utilizan energías alternativas calificaron la ley como un retroceso debido a la falta de incentivos fiscales par promover proyectos de energía eólica y solar.

La ley incrementará por primera vez desde 1975 el requisito mínimo de autonomía de consumo de vehículos automotores. Los fabricantes de autos y camiones producidos en EE.UU. deberán elevar el rendimiento promedio de sus vehículos en un 40% a 35 millas por galón (6,7 litros por cada 100 km) hasta 2020.

Además establece el desfase del uso de bombillos incandescentes hacia la mitad de la próxima década para reemplazarlos con bombillos fluorescentes.

"Es algo innovador lo que se propone hacer con esta ley", dijo la presidenta de la cámara baja, Nancy Pelosi, durante el proceso de ratificación del proyecto.

Ahorros substanciales

Se espera que EE.UU. logre recortar unos cuatro millones de barriles de su consumo diario de petróleo hasta 2030. Sus proponentes argumentaron que le ahorraría unos US$1.000 al año al automovilista promedio.
El componente de fuentes de energía alternativas se centrará en el etanol, cuya producción debería quintuplicarse a 36.000 millones de galones (136.800 litros) hasta 2020.

Sin embargo el experto en medio ambiente de la Universidad de Cornell, David Pimentel, cuestionó la lógica de tratar de usar el etanol para reemplazar al petróleo.

"Hay que utilizar 1.700 galones de agua para producir un galón de etanol y también se utilizan grandes cantidades de substancias químicas en la producción. Y además si tuviéramos todo el etanol producido en Brasil y todo el etanol que se produce en Estados Unidos, nos suministraría el máximo de 2% de todo nuestro consumo de petróleo. Eso no nos va a hacer independientes del petróleo", dijo Pimentel a BBC Mundo.
Opiniones (0)
13 de diciembre de 2017 | 22:09
1
ERROR
13 de diciembre de 2017 | 22:09
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Leopardo al acecho
    7 de Diciembre de 2017
    Leopardo al acecho