Deportes

Bilardo, Grondona y una vieja fórmula que afianza su poder

Ninguna diferencia quebrantó el vínculo entre Grondona y Bilardo; sin Maradona, en una muestra de supremacía, perfilan juntos la estrategia para elegir al próximo técnico de la selección.

La decisión unánime del comité ejecutivo de la AFA de no renovarle el contrato a Maradona como técnico de la selección reformuló el escenario. El final del turbulento ciclo dibujó un nuevo mapa, en el que se evidencia que dos emblemáticas figuras del fútbol criollo fueron robustecidas, después de la tajante determinación. El presidente Julio Grondona y Carlos Bilardo, director general de selecciones nacionales, cuyo contrato se extiende hasta fines de 2011, se ofrecen como los vencedores de una batalla que se desarrolló en interminables capítulos. 

La vieja fórmula que saboreó el éxito con la obtención de la Copa del Mundo en México 86 se vuelve a mostrar en armonía y proyectando el futuro. Desde aquel logro, la doctrina de Bilardo se reveló como el camino por desandar para Grondona y también para sus hijos Humberto y Julio, cuyos pensamientos son escuchados con atención por el presidente de la AFA. Sin embargo, esta relación, en el pasado, también sufrió un sinnúmero de avatares, que desencadenaron enojos, desencuentros, acusaciones... 

Todo pasa es la frase acuñada en un anillo de Grondona. Un símbolo de la habilidad política que esgrime desde hace 31 años, lo que le permite estar al frente de la AFA; la misma que le posibilitó escalar posiciones hasta convertirse en vicepresidente de la FIFA. También, un síntoma de que las rencillas que pudieron desestabilizar alguna vez un vínculo pueden ser zanjadas en el futuro. 

Cuando Grondona decidió ofrecerle el cargo a Maradona, en noviembre de 2008, también impuso el retorno de Bilardo, en una función que más adelante se volvería conflictiva y tirante. No fue una casualidad que cuando el dirigente se juntó con Maradona en su departamento de Puerto Madero para sentar las bases del ciclo, de la reunión participara Bilardo. "Es necesario trabajar en conjunto, con un cuerpo técnico colegiado. Uno solo no puede mandar en ningún lado, ni en el quiosco de la esquina", ensayaba Don Julio. 

La aparición de Bilardo, que por entonces estaba distanciado de Grondona, a quien aspiraba a reemplazar en la próxima elección de presidente de la AFA, era un dato llamativo. Pero Grondona, una vez más, convirtió a un adversario en un integrante más de su rebaño. Hasta Maradona dio fe de aquella reconciliación: "Julio me dijo que limó asperezas con Carlos", se entusiasmaba Diego. 

La evolución del ciclo de Maradona provocó oscilaciones entre las partes. Hasta Bilardo amagó con dejar sus funciones, en abril de 2009, cuando Diego atravesaba una de sus tantas tormentas como entrenador. "Si él se va, me voy yo", disparó. Pero ni las diferencias irreconciliables con Alejandro Mancuso, ni la imposibilidad de reunir a la familia y transmitir la mística del 86, ni el desplazamiento que padeció del círculo íntimo de Maradona lo llevaron a cumplir con la palabra. 

La tensión subió y Bilardo se aferró a Grondona. Los tristes acontecimientos que involucraron al manager con una facción de la barra brava que viajó a Sudáfrica no socavaron el vínculo, aunque el presidente de la AFA le adjudicara responsabilidades. 

Pero todo pasa, y aunque muchos recordaron aquella promesa de Bilardo de marcharse junto con el DT, la AFA lo protegió. "Las funciones exceden las contingencias del técnico de la selección", dijo el vocero Cherquis Bialo. 

Sin Maradona, Grondona y Bilardo se afianzan una vez más en el poder. Juntos, elucubran la nueva etapa, donde Alejandro Sabella se lleva las preferencias para ser el elegido. 

• Los tiempos en que caminaban por veredas diferentes
Julio Grondona fue un férreo defensor del ciclo Bilardo cuando las críticas arreciaban sobre el DT, justo antes del Mundial de México 86. Pero eso no evitó que alguna vez transitaran por veredas diferentes: "El día que se vaya Grondona se solucionarán muchos problemas del fútbol argentino", enfatizaba Bilardo, en septiembre de 2007.

(*) Información provista por Canchallena.com 

Copyright 2010, SA LA NACION

 

 

Opiniones (0)
10 de Diciembre de 2016|04:00
1
ERROR
10 de Diciembre de 2016|04:00
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    15 fotos de la selección del año de National Geographic
    8 de Diciembre de 2016
    15 fotos de la selección del año de National Geographic