Mañana los jueces harán reconocimiento del lugar donde funcionaba el D2

En una jornada de varios testimonios, el juicio por la desaparición forzada de personas durante la última dictadura que se lleva a cabo en San Rafael, los jueces de la causa liderados por el Dr. Roberto Burad decidieron hacer un cuarto intermedio y se dirigirán al edificio donde funcionó el D2 para una inspección ocular en el día de mañana.

El día comenzó con el testimonio de Pedro Gonzales, que quedó a cargo de la mayordomía en la Departamental. Conocía a Francisco Tripiana y pudo hablar con él algunas palabras. “Tripiana estaba contento porque le iban a dar la libertad”, dijo el testigo, aunque nunca más lo volvió a ver. Gracias al testimonio de esta persona se sumarán los testigos Rivamar y Charqui.

Por orden del Tribunal, los presentes vieron un video suministrado por Mariano Tripiana (hijo del desaparecido). Es un fragmento de un noticiero del canal de televisión de aire local. Allí un militante comunista que estuvo detenido con Tripiana llamado Roberto López, le describe a las cámaras los distintos lugares de detención que tenía la Departamental en San Rafael.

Luego declaró el ex bombero Sergio Meijíbar, cuyo jefe en esos años era el subcomisario Rojas. Si bien este testigo figura en el acta de liberación de Francisco Tripiana, dice que no recuerda nada, ya que él simplemente custodiaba una puerta.

Aseguró además que “en las dependencias de bomberos no se detenía ni se torturaba gente”.

Luego testificó un hombre de 67 años llamado Aldo Soto, obrero de la construcción que en aquellos años trabajaba en Agua del Toro. Se presentó espontáneamente a declarar ya que no figuraba en la lista.
Fue detenido por su trabajo como Delegado General del sindicato de la UOCRA.

Lo fueron a buscar a Agua del Toro y lo tuvieron detenido en el destacamento policial de aquel lugar hasta que lo trasladaron a San Rafael junto con otros compañeros y fue interrogado por el paradero de la Montonera Susana Sanz. Al año siguiente lo detuvieron nuevamente y llevado al actual Museo Militar General Espejo. Allí “un teniente” lo golpeó salvajemente “por haber repartido panfletos contra el ejército”.

Soto años después investigó sobre lo que le pasó en aquel tiempo y escribió sus memorias. Una de sus dudas era el apellido de ese teniente que lo torturó y un soldado que estuvo presente en ese momento se lo dijo: Guevara. Ese mismo soldado, Patricio Vargas declarará mañana en este juicio y puede que complique aún más con su relato la situación del ex teniente.

En la tarde, jueces, partes y prensa se iban a dirigir a la vivienda que fue en los ‘70 de Sanidad Policial en la planta baja, mientras que en el piso superior funcionó el D2. No es la primera inspección ocular dispuesta por la Justicia Federal en el lugar, aunque sí de esta causa. Al parecer cuando ocurrieron los hechos el patio de esa casa era de tierra, pero en la actualidad está totalmente emporlado, donde existe una tapa de cloacas y una rejilla.

Por una cuestión de tiempos, el Dr. Burad prefirió dejar la inspección para mañana en la mañana. Quieren contar con los planos de la vivienda y con la presencia del Dr. Armando Dauverné.
Opiniones (1)
27 de Abril de 2017|02:27
2
ERROR
27 de Abril de 2017|02:27
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. Seria muy bueno e importante para conocer la verdad, si es que ese es el objetivo de este juicio, que se tengan en cuenta las contradicciones de los imputados respecto de sus declaraciones y sobre todo respecto de las declaraciones de los demás testigos. No se puede desconocer a una persona y despues acusarla, solo porque alguien se lo dijo. Los testigos tienen que tener en cuenta que están testificando bajo juramento (aunque nunca nadie haya ido preso por no decir la verdad)
    1
En Imágenes
Fotos de una tormenta inesperada en Mendoza
25 de Abril de 2017
Fotos de una tormenta inesperada en Mendoza
Las mejores fotos de Real Madrid - Barcelona
24 de Abril de 2017
Las mejores fotos de Real Madrid - Barcelona