Similar a lo que hizo Argentina, la UE deriva uvas para mosto

Es con el fin de mantener los precios de los caldos y mitigar los efectos de los sobrantes de mercadería en ese mercado. En Argentina el método sigue vigente a través del acuerdo Mendoza - San Juan. Ahora Los ministros de Agricultura comunitarios han pactado, después de tres días de negociaciones y "por mayoría cualificada", la revisión de la Organización Común de Mercado (OCM) del vino sobre una propuesta que ajusta la forma de apoyar al sector.

Los países de la UE han alcanzado hoy un acuerdo para reformar el sector del vino, que mantiene durante un plazo transitorio de cuatro años ayudas actuales al sector, como las relacionadas con las destilaciones o las primas al mosto, y retrasa la liberalización del cultivo de viñas.

Los ministros de Agricultura comunitarios han pactado, después de tres días de duras negociaciones y "por mayoría cualificada", la revisión de la Organización Común de Mercado (OCM) del vino sobre una propuesta que ajusta la forma de apoyar al sector y que flexibiliza el proyecto inicial presentado por Bruselas.

La reforma plantea un plan para fomentar el arranque voluntario de 175.000 hectáreas de viñedo en las zonas menos competitivas, con una duración de tres años, lo que reduce las expectativas de abandono respecto a proyectos anteriores.

Además, la UE ha decidido aplazar hasta final de 2015 la liberalización del cultivo de viñedos, ahora restringido por los derechos de plantación, y ha acordado que algunos países puedan mantener tales limitaciones hasta finales de 2018.

Para brandy

La propuesta pactada por los ministros tiene entre sus principales concesiones el mantenimiento, durante cuatro años, de apoyos concedidos actualmente, como las destilaciones de crisis, las primas al mosto y también permite una ayuda para los productores que envíen su vino a industrias de licores o brandy.

En el caso de la llamada destilación de alcohol de uso de boca (usado para fabricar el brandy o los licores), el apoyo que se da ahora al destilador se podrá convertir en un pago al productor que entregue su vino a las destilerías y de esta forma no quedarán desabastecidos los fabricantes.

Pasados los cuatro años, las ayudas pasarán a ser un pago directo, por superficie o explotación, desligado totalmente de la producción, como ya se aplica en otros sectores.

Todos estos apoyos los podrán conceder los Gobiernos a través de sus "sobres" o asignaciones nacionales.

En las propuestas iniciales Bruselas planteó suprimir tanto los apoyos a la destilación de crisis, las ayudas a la destilación de alcohol de uso de boca y las primas al mosto.

"Sobres nacionales"

Asimismo, la destilación de crisis podrá aplicarse cuatro años, y en un quinto para "casos justificados" hasta un tope del 15% del sobre nacional.

Por otro lado, la propuesta aprobada ajusta los "sobres nacionales" para cada país y reduce la transferencia de fondos de la OCM a programas de desarrollo rural.

Además, la UE seguirá permitiendo el añadido de azúcar al vino o "chaptalización" en los países que hasta ahora utilizaban ese método.
Opiniones (0)
19 de agosto de 2017 | 17:10
1
ERROR
19 de agosto de 2017 | 17:10
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Bunkers de la Segunda Guerra Mundial
    15 de Agosto de 2017
    Bunkers de la Segunda Guerra Mundial