Deportes

Rugby: El CASI, un grande en zona de riesgo

La Academia hace cinco partidos que no gana y marcha último; "No estamos en crisis. La esperanza de resurgir está intacta", dijo Campero, el capitán.

Llama la atención observar las posiciones y notar que el subcampeón 2009, el club que más títulos cosechó (33) aparece en el último casillero. Si bien transcurrieron apenas tres capítulos de la segunda etapa de la competencia -son 13-, el CASI apenas acumula un punto -misma cantidad que San Luis-, producto de una serie negativa que se extiende desde los dos últimos compromisos de la rueda preliminar. También inquieta recordar que el comienzo de temporada resultó más que auspicioso, con una ráfaga de cinco victorias, hecho que lo convirtió en el primer conjunto en clasificarse para el Top 14. 

Durante la lluviosa tarde del 29 de mayo, en la visita a Lomas Athletic, fue la última vez que celebró el Atlético , pero los contratiempos, los mismos con los que convive desde el comienzo del certamen, se volvieron influyentes, mientras que antes pasaban inadvertidos por los buenos resultados. La caída ante Manuel Belgrano por primera vez en la historia y el reciente traspié con Olivos, agravado por la dura goleada que le propinó Alumni, acentuaron la herida. No quedó la misma sensación de desasosiego en el paso por Don Torcuato, acto en el que si bien Hindú lo superó, sí se observó un equipo de fiable. 

Las voces de intranquilidad, un hábito poco edificante, empezaron a escucharse en la Catedral , pero el capitán Juan Ignacio Campero afronta la desventura con integridad: "¿En crisis? No, no estamos en crisis. Por supuesto que nadie está contento; es real que nos encontramos en una situación incómoda, que estamos en un lugar en el que nadie quiere ni le gusta estar y al que tampoco estamos acostumbrados. Pero tratamos de hacer pie frente a tantas dificultades de lesiones, de jugadores que se fueron... si hasta los más experimentados estamos volviendo de problemas físicos, y aún no llegamos al 100%. Nos pasaron muchas cosas juntas. Fijate que hasta se lastimaron los suplentes y todo eso no nos dio tiempo a armarnos bien. Todas las semanas tenemos una mala noticia; eso provocó que el recambio se diera abruptamente y no de una manera natural, progresiva. Pero más allá de todo, sabemos que se puede salir, que tenemos con qué sobreponernos", explica el segunda línea. 

La impaciencia es una postura de la que Campero se distancia: "La clave es no entrar en pánico, no desesperarse. Lo peor que podemos hacer es mirar la tabla, porque todavía falta mucho. El desafío pasa por calmar la ansiedad, por volver a confiar en lo que tenemos. El plantel está comprometido, los chicos nuevos son buenos jugadores, sólo nos falta recuperar la confianza, la seguridad en nuestro juego. Al ver el video del partido con Olivos, por ejemplo, comprobamos que dispusimos de muchas oportunidades para marcar, pero por errores individuales no lo logramos. Ese es el ritmo de la ansiedad. La actitud en los entrenamientos y los buenos resultados de la intermedia son signos de que la esperanza de resurgir está intacta. No nos damos por vencidos", asevera Chaqueto . 

El cambio de head-coach (Matías Allen ocupó el lugar de Fernando Morel, y continúan Hernán Alvarado y Fernando González Montalvo) no es causal de este pasaje adverso, según Campero: "No tiene nada que ver, no influyó para nada. Matías se sumó a un grupo de trabajo que sigue la línea que trazó Pope (Morel) hace dos años y con la cual estamos de acuerdo los jugadores. Matías le dio su sello personal, y eso, sin duda, nos fortaleció", indicó el N° 5 académico . 
Opiniones (0)
8 de Diciembre de 2016|17:28
1
ERROR
8 de Diciembre de 2016|17:28
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    15 fotos de la selección del año de National Geographic
    8 de Diciembre de 2016
    15 fotos de la selección del año de National Geographic