Revolución de sabores en una noche de gastronomía premium

Una original carta presentó el Bistró M de Park Hyatt Mendoza, en sus ya famosas "Noches del Chef". En la nota, enterate de todos los detalles que presentó el menú, conocé a los creativos chefs y mirá la galería de fotos con todos los que asistieron.

Park Hyatt Mendoza ha instaurado una atractiva tradición mensual en uno de sus restaurantes: Bistró M. Se trata de “La noche del chef”, un ciclo que en el mes de julio se cristalizó en dos veladas inolvidables de la mano de los chefs Juan Pedro Rastellino y Cecilia Spinetto.

Mini-entrevista con el chef. La pareja que deleitó a todos los asistentes es un joven matrimonio con un pequeño proyecto personal que se dedica a la preparación de eventos privados y exclusivos, en donde el cuidado de la máxima calidad en los platos es lo esencial.

“Es un servicio de catering que tenemos hace cuatro años donde intentamos no tomar eventos masivos. No hacemos casamientos ni cumpleaños de 15, sino que nos concentramos en acontecimientos en los que el menú sea disfrutado desde dos personas hasta sesenta o setenta”, comenta Juan Pedro.

Juan Pedro y Cecilia en plena faena.
 

“La idea, junto a Hyatt y Catena Zapata –que fueron los que nos invitaron a participar en este programa- es presentar un menú de 4 pasos en donde podamos mostrar el tipo de cocina que nosotros hacemos pero trabajando con productos mendocinos”.
 
“Con Cecilia, los dos somos cocineros y sommeliers. Mientras yo me encargo de la parte de cocina, ella se encarga más de la logística y todo el tema de servicios; cada uno con su brigada correspondiente. Siempre la idea es que los platos que servimos estén maridados con alguna bebida. No necesariamente debe ser un vino: puede ser un té, una infusión u otro tipo de trago o cóctel”.
 
“Ambos amamos esta profesión. Nos conocimos haciendo la carrera de Sommelier, y actualmente vivimos en Bursaco: allí tenemos la planta de producción. No hacemos campañas publicitarias ni inversiones en propaganda. Siempre nuestro fuerte fue el boca a boca. Entendemos que por el producto que damos, es la mejor forma de darnos a conocer. Nos gusta viajar y tenemos gusto por cocinar, así que cuando recibimos la invitación de Hyatt y Catena, quedamos encantados”, confesó el chef, sin poder ocultar una guiñadita cómplice a su esposa.    

La entrada: conejo con pimentón ahumado, crocante de pan y vinagreta de naranja y echalotes, pickles y emulsión de remolachas.

El menú. La experiencia gastronómica constó de cuatro pasos: de amouse bouche se sirvió falafel de garbanzos crocante, yogurt, menta y limón sutil. La entrada –en la foto, el detalle- fue uno de los platos más aplaudidos de la noche.

El plato principal consistió en un bife de cordero acompañado de puré de batatas y vainilla de Madagascar, compota ácida de tomates y hojas de espinaca tibias. El postre fue el corolario ideal para una cena memorable: pudding tibio de dátiles, tofee de caramelo y helado de queso tipo Philadelphia con cardamomo verde y quinotos confitados.

Mariela Villafañe y Gustavo Rodríguez sorprendidos cuando probaban el amouse bouche.

Un maridaje ideal. MDZ consultó al chef sobre la personal elección que realizó para acompañar los platos con vinos: “¿Por qué nos interesó trabajar con Catena? Porque es una bodega de primera línea, con productos de excelente calidad y sus vinos siempre gustan.
 
Los dos primeros pasos (el falafel de garbanzos y el conejo confitado, que tiene una textura más grasosa) con un Chardonnay, un vino un poco mantecoso que va muy bien con estos platos. Luego con el plato principal –cordero- brindamos dos opciones: un Syrah y un Cabernet Sauvignon, porque entendemos que los dos van muy bien con este tipo de carne. Para el postre, por supuesto terminamos con un espumante”, explicó.

En Imágenes
Incidentes en la movilización de la CGT.
23 de Agosto de 2017
Incidentes en la movilización de la CGT.