Deportes

Sudáfrica de cara a la historia

Con 4 golpes de ventaja, el joven sudafricano Oosthuizen está ante la gran oportunidad de ganar el Abierto Británico, que concluirá hoy. Su ventaja es importante pero no decisiva.

Tiene 27 años, fue granjero, y no es muy conocido en el ambiente. Lleva cuatro golpes de diferencia en la vanguardia y queda una sola jornada para que finalice el campeonato más clásico del golf. En esa situación deseable y a la vez de presión se halla Louis Oosthuizen, sudafricano, sorpresa en el Abierto Británico que está cumpliendo nada menos que 150 años y 139 realizaciones. 

El aniversario de número redondo potenciará en el recuerdo la conquista de quien se corone hoy en el tercer certamen major de la temporada, tanto como la legendaria cancha donde está desarrollándose por 28» vez, Saint Andrews. Y es, por ahora, el inesperado Oosthuizen quien se perfila para agregar su nombre a la célebre Jarra Claret. Una ocasión histórica, un desafío enorme para el tapado de turno. 

Que por ahora no acusa debilidades ante la presión. Lejos de eso, blandió fortaleza al encandenar birdies en los tres últimos hoyos de la tercera vuelta, efectuada ayer entre intenso viento. Y a poco estuvo Oosthuizen de tomar más diferencia, pues erró un putt para águila en ese capítulo final del recorrido de vuelta. En suma, con esos tres aciertos al hilo evitó quedar en el par del día y llega al desenlace con -15 en total. 

Claro que no le será fácil lo de hoy. Por la tensión propia de tener a mano un éxito gigante, por el impredecible y adverso clima, por las dificultades típicas de una cancha amada pero brava. Y porque Paul Casey, con quien caminará 18 hoyos, intentará hacerle imposible la vida durante cuatro horas. El inglés es muy bueno en trayectos de ida: ayer anotó sus cinco birdies de la jornada en la mitad inicial (en el regreso marcó par en cada hoyo). Suele empezar con todo, y si lo hiciere bien hoy podrá poner en aprietos a un inexperto en llevar la delantera de un certamen de Grand Slam. El escolta busca el primer título grande para su país desde el que consiguió Nick Faldo en Augusta 96. 

Diez minutos antes de Oosthuizen y Casey, a las 9.55 de Buenos Aires, hará su salida el ascendente alemán Martin Kaymer, ubicado a 7 golpes del puntero. No se puede descartarlo, como tampoco al trío que está un golpe más atrás, con 209. Particularmente, a Lee Westwood, que siempre amaga con dar el zarpazo en una de las cuatro citas grandes. 

El que se aleja de a poco de los zarpazos es, paradójicamente, Tiger Woods. Ayer repitió un score por encima del par (73) y acumula ya 15 tiros más que el líder. Parece empezar a acostumbrarse a no estar en la pelea grande de los cuatro torneos mayores. Y quedó demasiado lejos de un logro estadístico: ser el único golfista en imponerse tres veces -y consecutivas, tras las de 2000 y 2005- en el sacrosanto campo escocés. 

Más modesto, Oosthuizen intentará hoy su primera. Su ventaja es considerable, no decisiva: su currículum (pasó dos cortes en nueve majors), el clima y el peso de luchar por pasar a la historia son amenazas fuertes. De doblegarlas, ganará bastante más que los 1.300.000 dólares destinados al campeón. 

¿Qué te pareció la nota?
No me gustó0/10
Opiniones (0)
4 de Diciembre de 2016|01:07
1
ERROR
4 de Diciembre de 2016|01:07
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Una vida en imágenes: Fidel Castro, 1926-2016
    28 de Noviembre de 2016
    Una vida en imágenes: Fidel Castro, 1926-2016