Deportes

Hace 60 años todo Brasil lloró por su seleccionado

Hace 60 años, el 16 de julio de 1950, todo los brasileños lloraron, en la final del Mundial de Fútbol por ellos organizada, cuando su seleccionado fue derrotado por Uruguay 2 a 1, en lo que se conoció como "el Maracanazo".

 Hace 60 años, el 16 de julio de 1950, todo los brasileños lloraron, en la final del Mundial de Fútbol por ellos organizada, cuando su seleccionado fue derrotado por Uruguay 2 a 1, en lo que se conoció como "el Maracanazo".

El Mundial de 1950 por la Copa Jules Rimet había sido organizado por Brasil con toda la expectativa de ganarlo, ya que su seleccionado contaba con un muy importante potencial técnico.

El país sudamericano había sido designado por la FIFA para organizar el torneo internacional en 1946, finalizada la Segunda Guerra Mundial.

El seleccionado argentino decidió no concurrir por diferencias entre la AFA y las autoridades del fútbol brasileño, que para la realización del campeonato decidieron construir un estadio, el Maracaná, cuya capacidad inicial, para 200 mil espectadores, lo convirtió en el más grande del mundo.

Curiosamente, en ese torneo fue la última vez en que España, recientemente campeón del Mundo en Sudáfrica 2010, llegó a la rueda final, que se disputó entre cuatro equipos, por puntos, junto a Brasil, Uruguay y Suecia.

El partido final de ese cuadrangular lo disputaron el 16 de julio el país organizador, que llegó puntero del cuadrangular, y Uruguay, segundo a un punto en esa etapa final, a quien muy pocos le daban chances de alzarse con el trofeo.

El marco para aquel gran partido fue uno de los más importantes que se hayan visto. A pesar de que la capacidad real del flamante estadio Maracaná era de 184.000 personas, asistieron aquel día exactamente 203.849 espectadores, de los cuales solamente unos 100 eran uruguayos.

El primer tiempo finalizó empatado en cero y con ese resultado Brasil se estaba consagrando campeón mundial y, a los 2 minutos del segundo tiempo, en medio del estallido del MaracAná, el conjunto "verdeamarelho" abrió el marcador a través de Friaca.

Una gran celebración empezó a desatrse en el estadio colmado de brsileños, pero el festejo duró poco, pues en el minuto 21 anotó el uruguayo Juan Alberto Schiaffino igualando el marcador del encuentro.

Con este resultado Brasil aún se adjudicaba el mundial, pero a los 34 minutos de la etapa final Alcides Ghiggia convirtió el gol más histórico del fútbol uruguayo, al vencer con un remate bajo y esquinado al arquero Barbosa.

A partir de allí un silencio impenetrable invadió el estadio, mientras Río de Janeiro, que se habían preparado para otro carnaval, se fue despoblando.

En tanto, en Montevideo miles de hinchas de la "celeste" se lanzaron a las calles a festejar el segundo título mundial y el triunfo, que tuvo ribetes de heroico, pasó a la historia con el nombre de "maracanazo".
En Imágenes
15 fotos de la selección del año de National Geographic
8 de Diciembre de 2016
15 fotos de la selección del año de National Geographic