Deportes

Francia optó por una cancha rápida en Copa Davis 

Para la semifinal a disputarse en septiembre, en lugar de carpeta, los franceses elegirán cemento indoor. Montpellier, Toulouse, Pau, Estrasburgo y Lyon son las ciudades, donde podría jugarse la serie.

Para las semifinales de la Copa Davis, que se jugarán del 17 al 19 de septiembre, Francia se tomó su tiempo para evaluar cuál es la superficie en la que los argentinos se sienten más incómodos. Y no resultó sencillo. Porque los dirigidos por Tito Vázquez se adaptan a diferentes lugares. Por eso descartaron la carpeta rápida y optaron por el cemento indoor.

De este modo, lo único que falta resolver es cuál será la ciudad donde se disputará la serie. Si bien en un principio se especuló con que se podía jugar sobre cancha dura en Roland Garros, finalmente París quedó descartada. Entonces, las sedes que tienen chances para albergar la eliminatoria son Montpellier, Toulouse, Pau, Estrasburgo y Lyon. Bajo estas mismas condiciones, Francia ya derrotó este año a Alemania en primera ronda, en Toulon, y a España en el histórico 5-0 del pasado fin de semana, en Clermont-Ferrand. La última caída de los franceses en cemento indoor fue en 2008, contra los Estados Unidos.

Para la semifinal se estima que Jo-Wilfried Tsonga, uno de los jugadores más coperos, que no estuvo contra España por lesión, vuelva al equipo en su mejor forma. El número 1 francés tiene una sóla derrota en Davis, un punto de relleno cuando su equipo ya había liquidado la eliminatoria ante Alemania este año y Tsonga debió retirarse cuando igualaba en sets frente a Simon Greul.

Más allá de que todavía falta un largo recorrido para la serie con Nalbandian y compañía, y el capitán Guy Forget puede modificar la formación de acuerdo a cómo sea la gira estadounidense sobre canchas rápidas, incluido el US Open, los compañeros de Tsonga serían Gael Monfils y, para el dobles, Michael Llodra y Julien Benneteau.

De las cuatro veces que se enfrentaron Argentina y Francia, los galos se impusieron en todas.

La última que se cruzaron fue en el Buenos Aires Lawn Tennis en 1982, cuando el equipo de Yannick Noah le ganó con un 3-2 apretado al conjunto que encabezaba Guillermo Vilas.

Las demás derrotas se registran antes del comienzo de la Era Abierta, en 1952, 1955 y 1960, todas en Roland Garros.

Fuente: Diario Olé

En Imágenes