Deportes

Apoteósis Celeste

Una vuelta triunfal de la selección de Uruguay: los jugadores fueron recibidos como héroes por la gente que desbordó las calles de Montevideo.

MONTEVIDEO.- Les daba vergüenza tanto cariño recibido. Eso se notaba al mirar las caras que los futbolistas uruguayos asomaban por las ventanillas del ómnibus que los llevaba en el recibimiento de ayer, tras el cuarto puesto del Mundial. ¡No sabían cómo decir gracias! Y alguno de esos que no se achican ante el tanque más fuerte en el medio de la cancha, lagrimeaba como un niño mientras filmaba al público. Fue una jornada inolvidable.  

"Fuimos a Sudáfrica con el sueño de traer la Copa del Mundo, no se dio, pero al volver nos encontramos con una copa que va mucho más allá de lo que nos podíamos imaginar". La frase que Diego Forlán, el futbolista uruguayo que ganó el premio al mejor del Mundial de Sudáfrica, expresó ayer en medio de una apoteosis celeste, reflejó el sentimiento que reflejó lo vivido por los uruguayos estas semanas.  

La exitosa participación de Uruguay en el Mundial, que lo dejó en el cuarto puesto y con elogios, contagió en todo el país, una alegría inconmensurable, para utilizar la expresión del presidente José Mujica.  

La expresión de Forlán refleja ambición por mejorar (y ganar la Copa), humildad por tono y contenido de sus dichos, agradecimiento por el calor popular, y en definitiva, el esfuerzo que efectuó la selección uruguaya y el corazón puesto en cada pelota. Eso fue lo que la gente premió ayer cuando invadió las calles de Montevideo con una caravana impresionante y un acto final tan emotivo como multitudinario.  

El fantasma de las hazañas del pasado quedó a un lado. Los uruguayos celebraron más que un cuarto puesto: festejaron que el mundo los respetó por su juego y por su garra. Se perdió la semifinal ante Holanda y el tercer puesto con Alemania, pero hasta el último segundo generó la sensación de que podía revertir cada derrota.  

Los celestes llegaron el lunes a la medianoche, pero por la hora y el clima gélido, las autoridades prefirieron que fueran a la concentración de la Asociación Uruguaya de Fútbol (AUF) y el festejo se hiciera ayer martes al mediodía.  

En el Palacio Legislativo se montó un estrado gigante en el que actuaron grupos de música popular, incluso murgas carnavaleras con los viejos temas futboleros, como el clásico "vayan pelando las chauchas ? cuando juega la celeste todo el mundo boca abajo".  

La caravana por la rambla superó todas las previsiones. Los futbolistas saludaban y recibían el cariño de un pueblo que llenó de celeste las calles e hizo flamear banderas con franjas azules y blancas con el sol radiante, como nunca se vieron en este país.  

El viaje duró varias horas por la cantidad de gente que estaba de ambos lados del camino. Un camión de bomberos abría la marcha. Los edificios estaban embanderados y algunas empresas hicieron publicidades con alusión a la celeste. Una marca de cerveza puso balcones celestes en edificios de la rambla, cada uno con el nombre de un futbolista de la selección.  

En la playa, unos jóvenes hicieron el "soy celeste" con arena. Otros armaron banderas con globos. La multitud desafió la baja temperatura, en uno de los días más fríos del año. Al entrar en el centro, el ómnibus no pudo seguir viaje y debió tomar un desvío para llegar al Palacio, donde esperaban autoridades y el público, que disfrutó del espectáculo musical.  

"Nunca hemos estado tan unidos por encima de las clases sociales y los colores políticas; nos han dado una cuota de coraje y juventud", dijo el presidente José Mujica al recibirlos en el estrado. "¡En nombre de todo Uruguay, esto es de ustedes; esto se lo ganaron! ¡No sólo son guapos, sino también valientes! Nos dieron la esperanza de soñar. ¡Gracias en nombre de todo el pueblo uruguayo!", expresó el mandatario, micrófono en mano y sin ocultar la emoción.  

Gracias, fue la palabra más repetida durante todo el día. No sólo cuando los jugadores recibieron la medalla que entregó el gobierno a cada uno de la delegación. Mil veces gracias dijeron los futbolistas por el recibimiento. Millones de gracias expresaron los hinchas en toda la caravana. Y los discursos de los futbolistas, que fueron vitoreados como campeones, giraron siempre en torno a un emocionado gracias.  

El director técnico Oscar Washington Tabarez dijo en su alocución que "el éxito no son sólo resultados, sino las dificultades que se pasan para obtenerlos y la lucha permanente y el espíritu de plantearse desafíos, y también la valentía para superarlos, el camino es la recompensa". Y remató con un "gracias, gracias, muchas gracias, ¡Uruguay nomá! "  

El recibimiento anoche  

El recibimiento de los hinchas en Montevideo*Información provista por canchallena.com
Copyright 2010, SA LA NACION
¿Qué sentís?
0%Satisfacción0%Esperanza0%Bronca0%Tristeza0%Incertidumbre0%Indiferencia
Opiniones (0)
6 de Diciembre de 2016|05:43
1
ERROR
6 de Diciembre de 2016|05:43
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Una vida en imágenes: Fidel Castro, 1926-2016
    28 de Noviembre de 2016
    Una vida en imágenes: Fidel Castro, 1926-2016