Deportes

El caso de sexo, violencia y asesinato en el fútbol que conmueve a Brasil

El caso del arquero estrella del Flamengo, Bruno Fernandes das Dores de Souza, borró del mapa mediático al Mundial de Sudáfrica luego de la eliminación de Brasil. El jugador mandó a matar a su amante. El dato más truculento es que el cuerpo de Eliza Samudio habría sido desmembrado y parcialmente arrojado a perros.

Sexo, sangre y fútbol: un cóctel explosivo que implica a un futbolista estrella sospechoso de instigar el secuestro y asesinato de una ex amante, conmueve y apasiona a los brasileños como si fuera una telenovela.
  
El caso del arquero estrella del Flamengo incluso borró del mapa mediático al Mundial de Sudáfrica luego de la eliminación de Brasil, y el final de la aventura mundialista de Uruguay, último equipo sudamericano en despedirse de la posibilidad del título en semifinales.
  
El personaje central de la historia: Bruno Fernandes das Dores de Souza, portero y capitán del popular equipo Flamengo, actual campeón del torneo brasileño y el más popular de Brasil, un atleta de 25 años, casado y mujeriego.
  
El deportista está acusado de instigar el crimen, que según la policía está comprobado aunque no hay rastros del cuerpo de la joven supuestamente asesinada.
  
"Un ídolo como Bruno, de un gran equipo, es un monstruo por lo que le hizo a esta joven. El crimen fue planificado y fríamente ejecutado. Podemos concluir que Eliza (Samudio, ex amante del arquero) está muerta", dijo el jueves uno de los responsables de la investigación, el comisario de Minas Gerais (sureste) Edson Moreira, en una conferencia de prensa.
  
Según la Policía, un menor que es primo del portero Bruno y que afirma haber estado en la casa en donde supuestamente se cometió el crimen, afirmó que el cuerpo de Eliza Samudio habría sido desmembrado, desosado y parcialmente arrojado a perros para hacerlo desaparecer.
  
Un amigo de Bruno, Luiz Henrique Ferreira Romao, conocido como Macarrão (que en portugués quiere decir "el fideo"), también está acusado del secuestro de la joven. Los dos hombres se entregaron el miércoles por la noche a la Policía de Rio de Janeiro, en medio de una gran confusión, rodeados de decenas de cámaras de televisión y una multitud que gritaba "asesino" al deportista.
  
Desde el jueves, los medios brasileños están permanentemente transmitiendo los detalles de las investigaciones e imágenes aéreas del traslado de los sospechosos entre los centros de detención y las oficinas judiciales.
  
La cadena de información GloboNews mostró un corto video de Bruno, en el que se lo ve tranquilamente hablando en la comisaría sobre su futuro: "Mi esperanza de disputar la Copa (del mundo) de 2014 en Brasil, se terminó", sostuvo.
  
La presunta víctima, Eliza Samudio, es una bella joven de cabello negro, 25 años de edad, presentada por el diario O Globo como "estudiante, modelo y actriz de filmes pornográficos". La joven es la madre de un bebé de cuatro meses y buscaba que Bruno reconociera la paternidad del menor y le diera una pensión.
  
Fue en 2009, durante una barbacoa en casa de Adriano, entonces atacante estrella del Flamengo, que la joven conoció a Bruno, de acuerdo con la revista Istoe. En octubre de 2009, embarazada de cinco meses, presentó una querella contra el jugador, en la que afirmó que había sido secuestrada, golpeada y obligada a tomar una sustancia abortiva.
  
A inicios de junio, Eliza fue llevada a una casa de Bruno cerca de Belo Horizonte, capital de Minas Gerais, en teoría según los detalles del caso revelados por la policía y la prensa, para hacer un acuerdo con el jugador. Envió noticias por última vez a una amiga el 7 de junio.
  
El comisario Moreira afirmó el jueves, en base a testimonios, que Bruno estuvo con la joven hasta el momento de su muerte. "Estaba con ella. Es la conclusión a la cual llegamos", sostuvo.
  
Por el momento, la policía solo cuenta con rastros de sangre en un auto del guardameta Bruno, y testimonios, para sustentar su caso.
  
El testigo clave es un primo del portero, de 17 años de edad. El menor dijo, según la policía, que participó del secuestro de Eliza e indicó la casa en donde la joven habría sido asesinada por estrangulamiento.
  
Según las autoridades, el autor material del crimen es un ex policía, de nombre Marcos Aparecido dos Santos, quien fue arrestado el jueves por la noche.
  
Bruno por su parte, dijo recientemente a la radio Globo que tiene "la conciencia tranquila". "En el futuro me voy a reir de todo esto", aseguró.
  
En la prensa brasileña, la discusión es sobre los numerosos escándalos que protagonizan algunos jugadores de fútbol locales.
  
Luego de que alcanzan rápidamente la riqueza y la gloria deportiva, "tienen la sensación de que pueden hacer todo, de estar por encima de las leyes", sostuvo el psicoanalista Socrates Nolasco en la revista Istoe.
¿Qué te pareció la nota?
No me gustó0/10
Opiniones (0)
5 de Diciembre de 2016|15:37
1
ERROR
5 de Diciembre de 2016|15:37
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Una vida en imágenes: Fidel Castro, 1926-2016
    28 de Noviembre de 2016
    Una vida en imágenes: Fidel Castro, 1926-2016