Tasas hipotecarias congeladas, un remedio contraproducente

El esquema de Henry Paulson, anunciado por George W.Bush, puede agravar los problemas del sector. Por de pronto, arriesga poner en animación suspendida la plaza de bonos basados en hipotecas, o sea alrededor de US$ 6,3 billones.

Así sostiene, entre otros, el analista financiero Milton Ezratí –maneja una cartera de US$ 120.000 millones en Lord Abbet & Co.-, a cuyo criterio “el gobierno va en vía de modificar contratos y, con ello, la propia titulización de hipotecas. Malas, regulares o buenas. Además, abrirá puesta a una ola de demandasa judiciales”.

Como se sabe, Bush y Paulson (Benjamin Bernanke, de la Reserva Federal, se mantuvo al margen) han anunciado un plan que se apoya en congelar cinco años tasas sobre determinados segmento de préstamos hipotecarios. Su objeto ostensible es ayudar a deudores en mora a refinaciarar pasivos, pagando intereses más altos que los actuales, entre 2008 y 2010.

El programa “dista de ser claro, pues en teoría debiera alcanzar a 2012”, estima Ezratí. Según su informe a los clientes, “el mayor peligro consiste en obligar a revaluar inversiones por US$ 6,3 billones, creadas vía préstamos titulizados. Eso disparará los tipos de interés, o sea lo contrario de lo que Paulson busca”.

En suma, el plan “podría deteriorar la confianza en los propios mercados de bonos privados. Igual efecto tendrá en las tasas hipotecarias”, coincide Kenneth Hackel, de la consultoría RBS Greenwich Capital. “Los clientes nos vuelven locos este fin de semana con e-mails, llamadas y otros tipos de protestas. Casi nadie cree que el esqumea del gobierno funcione”. Personalmente, ambos experto y varios más creen que la RF piense igual. Fuentes internas revelan que el comité de política monetaria hará un reunión previa, el lunes, antes de resolver –el martes- si baja el tipo básico y en qué medida. Hay presiones, inclusive de hacienda, para que los reduzca de 4,5 a 4% anual.

“No he visto nada parecido en 36 años de profesión”, apunta Ezratí. “Es como decirles a los inversores que se ha modificado por decreto el valor de los cupones adheridos a sus bonos. Ello dejaría una sola salida: pasarse a letras de tesorería”. El “securitization forum”, grupo de Wall Street allegado al gobierno republicano, partícipe y beneficiario real del esquema Paulson, afirma lo contrario: “este plan opera sobre contratos prexistentes y los intereses recién cambian al generarse más efectivo para tenedores de deuda”. Pero los corrillos neotyoqruinos han detecado una señal inquietante: no hay consenso entre analistas de Goldman Sachs, firma de donde proviene Paulson.
Opiniones (0)
25 de septiembre de 2017 | 07:15
1
ERROR
25 de septiembre de 2017 | 07:15
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Finalistas del concurso 'El fotógrafo del año de la naturaleza salvaje'
    20 de Septiembre de 2017
    Finalistas del concurso 'El fotógrafo del año de la naturaleza salvaje'