Deportes

El arquero del Flamengo sospechoso de asesinar a una amante

La Justicia de Río de Janeiro en Brasil decretó la detención preventiva del futbolista Bruno, del popular club Flamengo, sospechoso de haber participado en la desaparición de una ex novia que las autoridades creen que fue asesinada.

La Justicia decretó "la detención temporal, por cinco días, del portero del Flamengo Bruno Souza y su amigo Luiz Henrique Ferreira Romão, (alias) Macarrão. Ellos son acusados de secuestrar a la ex-amante de Bruno, Eliza Samudio", revela la nota oficial.
  
Eliza Samudio, de 25 años y madre de un bebé de cuatro meses, despareció hace un mes, aparentemente cuando habría sido llevada a la casa del arquero Bruno Fernandes das Dores de Souza en Belo Horizonte, capital del estado de Minas Gerais (sureste), según la
Justicia. Samudio había pedido un examen de ADN para probar que el jugador es el padre de su hijo.
  
El pedido de prisión para el arquero fue solicitado después de que un primo suyo, de 17 años, fuera cuestionado por la policía el martes. El joven habría sido testigo presencial de la desaparición de la mujer y declaró a la policía que Eliza Samudio estaría muerta.
  
"Según el menor, de 17 años, ella habría sido muerta por estrangulamiento. El adolescente fue detenido la tarde de ayer (martes), en la casa de Bruno (...) y va a ayudar en los trabajos de localización del cuerpo de la víctima", precisó la Fiscalía de Rio en un comunicado de prensa.
  
La Justicia de Minas Gerais también decretó la prisión del jugador, su amigo y otras seis personas, entre ellos la esposa de Bruno, Dayane Rodrigues, con quien fue encontrado el bebé tras la desaparición de la ex amante, según informó la Policía Civil.
  
"Presentamos la prisión preventiva de algunos investigados, Bruno Fernandes das Dores de Souza -el arquero Bruno-, Luis Henrique Ferreira Romão alias Macarrão, Dayane Rodrigues y otras personas, porque llegó un punto en que la investigación estaba siendo obstruída", explicó Edson Moreira, procurador de la policía civil de Minas Gerais, en conferencia de prensa.
  
"La prisión preventiva fue ordenada para garantizar la investigación criminal", afirmó.
  
La policía no consiguió localizar a Bruno y este es ahora considerado fugitivo.
  
La semana pasada, el club Flamengo suspendió al arquero y capitán del equipo tras la apertura de la investigación policial.
  
Bruno había declarado a la radio Globo que tiene "la conciencia tranquila". "En el futuro voy a reírme de todo esto", añadió.
  
El jugador tiene antecedentes de violencia contra mujeres durante fiestas organizadas en su propiedad. Una vez, defendiendo
a su amigo Adriano, ex atacante del Flamengo, Bruno preguntó: "¿Quién nunca discutió con su mujer y hasta llegó a los golpes?".
Opiniones (0)
7 de Diciembre de 2016|13:14
1
ERROR
7 de Diciembre de 2016|13:14
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes