En un accidente muere Luz Sapag, la intendenta de San Martín de los Andes
Luz Sapag viajaba junto a su secretaria de gobierno, quien también pereció en el accidente. La funcionaria era familiar del gobernador de la provincia de Neuquén, Jorge Sapag. Mirá las fotos del accidente.

La ex diputada, ex senadora e intendenta de San Martín de Los Andes, Luz Sapag, murió trágicamente esta madrugada, luego de un violento accidente de tránsito ocurrido cuando regresaba a esa ciudad desde la capital neuquina.  Según informaron esta mañana sus colaboradores, además de Luz Sapag murieron en el accidente la directora de Desarrollo Humano de la intendencia de San Martín de los Andes -quien viajaba con ella- y el conductor de otro automóvil, que impactó de frente contra el auto en el que iba la intendenta.



El choque se produjo alrededor de las 00:30 de hoy, en una curva, mientras en la zona llovía y caía una nevisca, según señaló la directora de Prensa de San Martín de los Andes, Graciela Vázquez Moure. 

El incidente sucedió cuando un Ford K embistió frontalmente al Chevrolet Astra en el que viajaba la funcionaria junto a la secretaria de Desarrollo Humano, Liliana De Roberto. El auto de las funcionarias era conducido por un chofer. En el accidente también murió el conductor del otro vehículo.

La intendenta Sapag fue trasladada al hospital de San Martín de los Andes, pero "tuvo tres paros cardíacos" y finalmente falleció a las 4:30 de la madrugada, según indicó Vázquez Moure.
La ciudad de San Martín de los Andes amaneció conmocionada por la noticia y se esperaba que en el transcurso de la mañana arribara el gobernador de Neuquén, Jorge Sapag, hermano de la víctima.

Luz Sapag tenía un futuro importante dentro de la política de esa provincia, ya que en las últimas horas,  había sido elegida para encabezar la lista Azul en las internas del MPN (Movimiento Popular Neuquino), partido fundado por su propio padre Elias Sapag.

Las elecciones debían realizarse el 15 de agosto próximo. 

Fuente Diario Río Negro/NA

¿Qué te pareció la nota?
No me gustó0/10
Opiniones (2)
23 de Abril de 2014|13:58
3
ERROR
23 de Abril de 2014|13:58
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
rwmiguel17 de Julio de 2010|14:36
De todas maneras este evan es un/a poeta
2
evan7 de Julio de 2010|12:47
Hermosa mujer con gran militancia política y un sino trágico en su matrimonio ,con una familia de caudillos neuquinos(es hija de Elías Sapag,ex senador)su tío fue gobernador(Felipe Sapag) ahora su hermano .En 1995 su marido,Guillermo Crexell,tuvo un triste final de cine clase B(tanto sabe parecerse la vida a las malas películas!).Hasta donde recuerdo,tenían una piscicultura en Alicurá,sobre el cauce del río Limay. Una tarde, el día es lo de menos,en setiembre del 95,Guillermo ,abandonando sus asuntos en San Martín de los Andes, fue hasta el criadero de peces a arreglar unos temas con un empleado.LLegó a la orilla del lago que forma el embalse y divisó casi al medio de la represa ,por sobre las balsas repletas de truchas contenidas por redes ,el contorno inconfundible de su empleado.Crexell se dirigió a su encuentro con el único medio del que disponía:un bote.Ya sobre las balsas se apeó en uno de los senderos de tablas de madera atadas a tambores flotantes que hacen de contorno y sostén de redes hundidas hasta el oscuro, en aguas límpidas y transparentes como pocas y encaró y discutieron con el empleado(su nombre tampoco importa)que sería determinante en esta historia. Guillermo le hizo algún reproche y el empleado (ya infiel)le mostró que no estaba solo.Le mostró que lo que tenía de inmoral ,lo tenía de precavido y desenvaino (si es que pudo tenerla oculta)una carabina calibre 22 y la emprendió a los tiros con su jefe. La historia ,estaba cerca de tener un final feliz.Crexell pudo subirse al bote y con esfuerzo, llegó a tierra.Si estaba herido ,no tuvo tiempo de notarlo porque su empleado( a esta altura ya debió haberlo despedido)le venía en zaga y en la orilla le dio alcance.Crexell murió asesinado en la orilla, lo demás es confuso y si,como decía Borges ,la memoria es una forma del olvido,mal podría describirles los pormenores del juicio que determinó la condena del asesino. Los hijos de Crexell y su viuda se sobrepusieron. Quizás en algún momento sintieron que la vida ,como una pata de mono,se había cobrado toda la bonanza con esa muerte.Si es así ,se equivocaron: la vida no sabe de matemáticas.
1