Deportes

En Durban España quiere acabar con 80 años de tristezas

España busca hacer justicia a su historia futbolística tratando de alcanzar su primera final mundialista, mañana enfrenta en Durban a Alemania para alcanzar ese primer objetivo.

La selección española jugó su primer Mundial en Italia-34, donde acabó en quinta posición.

Probablemente, aquel Mundial lo mereció ganar España, pero para Benito Mussolini era una cuestión de estado llevárselo y los árbitros, coaccionados por el ambiente, ayudaron a que Italia lo conquistara.

La Roja cayó en cuartos de final ante la Azzurra, en dos partidos. En el primero se registró una igualada (1-1), con muchas jugadas dudosas y la mayor parte del equipo español lesionado.

Para el segundo partido, que servía de desempate y que Italia ganó 1-0, España sólo pudo alinear a tres jugadores del primer encuentro, debido al juego desleal de los italianos. Ni siquiera el mítico portero, Ricardo 'Divino' Zamora, pudo estar.

"El partido más difícil fue contra España. El equipo que enviaron los españoles era formidable. Fueron necesarios hombres de temperamento especial para batirlos, hombres fuertes y confiados como sólo el fascismo puede criar", afirmó Vittorio Pozzo, técnico de la selección italiana.

En 1938, España, que seguía teniendo un equipo potente, parecido al de 1934, no pudo participar debido a la Guerra Civil (1936-1939).

Su mejor participación fue en 1950, cuando quedó en cuarta posición, detrás de Uruguay, Brasil y Suecia.

En 1962, con la base del Real Madrid que había ganado cinco Copas de Europa, cayó en primera ronda y terminó en 12ª posición. La desgracia se cebó en Alfredo Di Stefano, que se lesionó antes de empezar el torneo y no pudo participar.

Cuatro años más tarde, en Inglaterra-66, con el equipo que había ganado la Eurocopa en 1964, con Luis Suárez y Paco Gento a la cabeza, cayó en primera ronda y terminó en décima posición.

No regresó hasta Argentina-1978, donde fue eliminada en primera ronda por Brasil y Austria y finalizó en la décima plaza. Desde aquel torneo, no se ha perdido ninguna fase final.

En España-82, con un equipo en que la base estaba formado por la Real Sociedad, con Periko Alonso, el padre de Xabi Alonso entre los jugadores del equipo vasco, la Roja llegó a segunda ronda y terminó en 12º lugar.

Cuatro años después, en México-86, con Emilio Butragueño y Miguel González 'Michel' en el equipo, cayó sorpresivamente en cuartos ante Bélgica en los penales. Los centroeuropeos marcaron sus cinco lanzamientos y por la Roja sólo falló Eloy Olaya, dejando a España en la séptima posición final.

En Italia-90, España llegó hasta octavos de final, derrotada por Yugoslavia en la prolongación (2-1), siendo décima en la clasificación.

En Estados Unidos-94, tras un buen recorrido, terminó en cuartos ante Italia (2-1), con un gol de Roberto Baggio en el minuto 87, en un partido en que Mauro Tassotti rompió la nariz a Luis Enrique, sin que el árbitro húngaro Sandor Puhl, que dirigió la final, mostrara tarjeta roja y penal.

Tras terminar octava en Estados Unidos, en Francia-98, tuvo la desgracia de perder en el primer partido contra Nigeria (3-2), con un fallo del portero Andoni Zubizarreta, y de nada le sirvió empatar con Paraguay (0-0) y golear a Bulgaria (6-1), ya que cayó en primera ronda y quedó en el puesto 17º.

La desgracia se volvió a cruzar en Corea/Japón-2002, cuando un arbitraje pésimo del egipcio Gamal Al Ghandour, que anuló dos goles legales a Iván Helguera y Fernando Morientes, en cuartos de final contra Corea del Sur, hizo que se llegara a los penales, donde los asiáticos vencieron.

Los surcoreanos marcaron sus cinco lanzamientos y sólo falló el suyo el español Joaquín Sánchez, lo que llevó a España a la quinta plaza final.

Por último, en Alemania-2006, tras una buena primera fase, ganando los tres partidos, llegó una Francia en crisis en octavos, pero que se impuso por 3-1, dejando a España en el noveno puesto en el Mundial.

La Roja, tras ir ganando 1-0 con gol de David Villa, siguió atacando y Francia le empató a la contra por medio de Franck Ribery.

Tras aquel error táctico, el entonces entrenador Luis Aragonés afirmó que había aprendido la lección y creó una selección más equilibrada entre defensa y ataque, que ganó la Eurocopa-2008 y puede vengarse en Sudáfrica de 80 años de sinsabores.
Opiniones (0)
7 de Diciembre de 2016|19:19
1
ERROR
7 de Diciembre de 2016|19:19
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes