Deportes

¿Messi será el eje de un cambio generacional en Argentina?

Lionel Messi ha sufrido dos frustraciones mundialistas consecutivas, en Alemania-2006 y Sudáfrica-2010, pero con sus 23 años hay quienes lo imaginan como el eje de una nueva generación en Argentina.

"¡Quiero 'romperla' en este Mundial!, había anticipado antes de viajar a tierra africana el delantero que se ponía como objetivo cumplir esta metáfora rioplatense que define a los grandes cracks.

El joven maravilla tenía que demostrarse a si mismo y a los demás que era capaz de jugar con la camiseta albiceleste como lo hace habitualmente con la blaugrana del Barcelona.

Y lo logró de manera estupenda en la serie de partidos que llevó a la Albiceleste hasta cuartos de final, con triunfos ante Nigeria (1-0), Corea del Sur (4-1), Grecia (2-0) y México (3-1).

Messi rompió el hechizo que lo convertía en un alma en pena, aquel fantasma extraviado en una cancha cuando se calzaba la camiseta de la selección de mayores de su país.

"La pelota me llegó, me llevaron la pelota a mi punto y yo lo aproveché", fundamentó el atacante el por qué era diferente la historia en esta Copa del Mundo.

Pero vivió de pronto la triste tarde del 3 de julio en el estadio Green Point de Ciudad del Cabo, encima colmado de millares de hinchas argentinos, cuando la maquina germana hizo pedazos a la Argentina y sus sueños.

Jamás la televisión podrá mostrar en su dimensión un partido de fútbol ni podrá explicar funcionamientos, tácticas, estados de ánimo, esquemas posicionales y sistemas de marcajes, sencillamente porque es un ojo subjetivo que sigue la jugada.

Para colmo, la TV satisface deseos al dar detalles invisibles a la mirada normal, ¡a veces valiosísimos!, sobre cómo el balón roza la pestaña de un jugador o la gesticulación teatral de un entrenador cuando la pelota está en juego y ni hablar de cuándo marca científicamente una posición adelantada.

Pero sólo desde las tribunas del coliseo de la bella Ciudad del Cabo pudo verse qué pasaba con Messi cuando la pelota andaba lejos de él y el resultado es que ¡había vuelto a ser el mismo de antes con la Albiceleste!.

Parado, estático, como ausente, metiéndose en el fuego del partido a veces, por ráfagas, pero sin la energía vital que había alimentado durante los otros cuatro partidos a la ofensiva de Argentina, artífice de los avances.

¿Puede ser Messi el eje y el guía de una nueva generación que devuelva al país al lugar de potencia que supo ocupar?.

En principio hay una generación en retirada, por una simple cuestión biológica, y es la que encarnan el armador Juan 'Brujita' Verón, el zaguero Gabriel 'Gringo' Heinze, el volante Maxi 'La Fiera' Rodríguez' y el zaguero Walter 'Il Muro' Samuel.

Alrededor de Messi, entre los que figuraron en el plantel en Sudáfrica, está Javier Pastore, quien tiene sólo 20 años y una calidad técnica digna de los mejores tiempos de Argentina, aunque sólo haya entrado en los segundos tiempos.

"Es un 'irrespetuoso' (Pastore), un 'maleducado' del fútbol. Te mira a los ojos y te encara como si tuviese 3 o 4 mundiales encima", lo ponderó el DT Diego Maradona.

Pastore demostró contra Grecia que es capaz de entenderse de mil maravillas con Messi e incluso generó en algunos críticos la idea de que podría convertirse en el Xavi Hernández o el Andrés Iniesta que abastecen de juego y dinámica a Messi.

Estuvo también 'El Fideo' Angel Di María (22 años), un volante de fina estirpe, pero que anduvo sin rumbo y se empecinó con la jugada individual la tarde del adiós cuando la topadora germana los arrolló con un 4-0.

Di María comparte generación con Gonzalo 'Pipita' Higuaín, que marcó cuatro goles en el Mundial y demostró ser el delantero neto y de área que durante tanto tiempo buscó en vano Argentina como heredero de Gabriel Batistuta y Hernán Crespo.

No se puede olvidar a Mario Bolatti, de 25 años, que puso en accción su fútbol atildado, exquisito y solvente cuando Maradona introdujo siete variantes con suplentes ante los griegos.

Jugadores hay, pero Messi no tiene vocación de liderazgo de un equipo y el futuro de la dirección técnica es un enigma tras el anuncio de Maradona de que analizará una eventual renuncia con su familia y los jugadores.
Opiniones (0)
11 de Diciembre de 2016|01:18
1
ERROR
11 de Diciembre de 2016|01:18
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    15 fotos de la selección del año de National Geographic
    8 de Diciembre de 2016
    15 fotos de la selección del año de National Geographic