Deportes

El TC luego de la tristeza del Mundial

El autódromo porteño estuvo paralizado por el partido que disputaron Argentina y Alemania. Luego, nadie mejoró el tiempo de Matías Rossi de anteayer.

Fue un mazazo", sintetizó Diego Aventin, cabizbajo, no bien finalizó el partido. Hasta parecía que el ruido de los motores sonaba más bajo después del golpe que le propinó Alemania a la selección de Maradona por 4 a 0. La eliminación del Mundial de Sudáfrica se filtró en cada instante de la jornada clasificatoria del Turismo Carretera en el autódromo Juan y Oscar Gálvez. Era imposible abstraerse de la frustración futbolera, pese a que la última tanda cronometrada definía el orden de salida de las series que hoy, desde las 9 (la final será a las 13, sobre 25 vueltas), abrirá el fuego por la octava fecha de la temporada. 

El cronograma del TC tenía previsto detener la actividad durante el cotejo por los cuartos de final de Sudáfrica 2010. Sin embargo, un retraso hizo que los últimos 18 minutos de entrenamientos coincidieran con los primeros del cotejo entre la Argentina y Alemania. En las tribunas no había nadie. En los boxes, apenas los ingenieros y los mecánicos de quienes giraban. El resto estaba recluido en los trailers, equipados con enormes pantallas de alta definición, algunos monitores en los boxes, en la confitería y en la sala de prensa. 

El lapidario 4 a 0 dejó sin ánimo de continuidad en las pistas. "Estábamos muy ilusionados. Por supuesto que nadie esperaba este resultado. Uno se pone el casco y se olvida de todo. Pero es difícil de digerir esta desilusión", comentó Matías Rossi, protagonista de la clasificación, que mantuvo el registro obtenido el viernes, ya que nadie pudo mejorar su tiempo de 1m36s201/1000. 

"La pista estaba sucia, además de las condiciones climáticas, que con el calor hacían prácticamente imposible lograr un mejor desempeño", explicó el poleman . 

Al margen de las posiciones finales (Gabriel Ponce de León apenas mejoró pero no le alcanzó para igualar a Rossi y el entrerriano Próspero Bonelli saltó del 7° al 3er lugar), el Turismo Carretera se mostró más veloz que en la última fecha que disputó en el autódromo porteño, a fines de marzo pasado. 

No es que los autos desarrollaron más potencia, sino que el circuito número 12 tiene un cambio significativo: no se utiliza más la chicana de la zona conocida como la del Ciervo; queda la antigua ese. Si bien el trazado se "achicó" unos 10 metros, esa modificación permite que los coches consigan mayor velocidad en la zona posterior, rumbo al curvón Salotto. 

¿Qué sucederá hoy en el Gálvez? Justamente, un circuito veloz permite buenos espectáculos, con sobrepasos en las posiciones protagónicas. Si bien Rossi se mostró firme, detrás de él se encolumnaron cuatro representantes de Ford. En la última carrera en Buenos Aires, se impuso Christian Ledesma con el Chevrolet que apenas había alcanzado al quinto puesto en la clasificación. 

Con la derrota digerida o, al menos, asumida, el TC rugirá en el Gálvez. En una jornada en la que todo comenzará a volver a la normalidad. 

¿Qué sentís?
0%Satisfacción0%Esperanza0%Bronca0%Tristeza0%Incertidumbre0%Indiferencia
Opiniones (0)
6 de Diciembre de 2016|11:22
1
ERROR
6 de Diciembre de 2016|11:22
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Una vida en imágenes: Fidel Castro, 1926-2016
    28 de Noviembre de 2016
    Una vida en imágenes: Fidel Castro, 1926-2016